Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Plante de la fiscalía por la falta de aire acondicionado

Los empleados, que ayer combatían el calor con ventiladores, advierten de que dejarán de trabajar si no se les busca otra ubicación

Los empleados de la fiscalía trabajan a temperaturas de más de 30 grados.
Plante de la fiscalía por la falta de aire acondicionado
ANTONIO GARCÍA

El fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Teruel, Jesús Gargallo, advirtió ayer que paralizará la actividad del órgano judicial que dirige si en los próximos días no se busca para él y el resto de los funcionarios una nueva ubicación con temperaturas más bajas que las que ahora soportan.

 

Desde hace unos días, la fiscalía de la Audiencia ocupa la última planta de la parte nueva del Palacio de Justicia, una zona abuhardillada, con placas de uralita en el pasillo y cuyas únicas ventanas están en el techo, lo que dificulta la ventilación. Este emplazamiento es provisional -mientras se repara el edificio antiguo al que deberá volver la Fiscalía- pero durará todo el verano.

 

Ayer, tanto el fiscal jefe como los demás funcionarios estaban indignados. Aseguraron que trabajan con temperaturas de más de treinta grados y con una sensación de calor bochornoso que les impide desarrollar su labor correctamente. "Esto es denigrante, indigno para cualquier trabajador. Si la situación continúa, plantearemos la paralización de la actividad hasta que se nos busque un nuevo local", protestó Jesús Gargallo.

 

Ya el viernes pasado los trabajadores de la fiscalía comunicaron al Gobierno aragonés, que tiene transferidas las competencias, que necesitaban al menos siete ventiladores. Ayer habían llegado tres de estos aparatos, pero ni con ellos las condiciones mejoraron. "Bueno, tenemos la ilusión de que se mueve el aire, pero calor hace el mismo", explicó un auxiliar. Por el exceso de calor, un empleado interpuso a finales de la semana pasada una denuncia ante la Inspección de Trabajo y técnicos de este organismo realizaron ayer mediciones en los distintos despachos.

 

La parte nueva del Palacio de Justicia, contigua a la vieja y cuyas obras de reforma, a cargo del Ministerio de Justicia, acabaron hace un mes, no ha sido dotada de un sistema general de climatización. Tan solo se han instalado aparatos de aire acondicionado en las salas de vistas.

 

La representante sindical de los trabajadores por CC. OO., Caridad Belanche, recordó ayer que entre las deficiencias del proyecto de reforma que denunció su sindicato figuraba la falta de un sistema de climatización. "Se ha desaprovechado la ocasión y ahora, si se quiere corregir el problema, habrá que volver a picar en las paredes. No obstante, en estos momentos lo que debemos hacer todos es buscar una solución integral para el edificio", dijo.

 

El consejero de Justicia, Rogelio Silva, mostró también su "descontento" con las obras del Palacio de Justicia y aseguró que presionará para conseguir una solución al problema del aire acondicionado antes de recibir la obra del Ministerio de Justicia. Silva dijo que existía el compromiso de estudiar un remedio, "pero ha llegado el verano y no se ha hecho nada". Agregó que no es cierto que falte espacio para instalar la climatización, cuando, contrariamente a la tendencia en el resto del país, se han dejado en el edificio dos viviendas.

Etiquetas