Despliega el menú
Teruel

Los roqueros vivieron su día grande con las actuaciones de Bourbon Jar, Azero y Obús

Los grupos de rock aragoneses convencieron a cientos de personas. El ferial se llenó de jóvenes que disfrutaron con los temas del heavy metal más oídos.

La música rock resonó en Teruel en la tarde y noche de ayer. El ferial del Palacio Exposiciones y Congresos de Teruel se impregnó de la más pura estética roquera. De negro y con camisetas de los grupos más internacionales del rock y del heavy metal, el público acogió a los siete grupos que actuaron en la ciudad mudéjar. Bourbon Jar inauguró la jornada con sus toques celtas. Pasadas las cinco de la tarde, aparecieron en el escenario los seis miembros del grupo turolense que deleitaron a los asistentes con sus originales versiones adornadas por los sonidos del violín.

Bourbon Jar nació hace aproximadamente cinco meses y ya ha actuado en ocho ocasiones, por lo que sus integrantes se han mostrado muy satisfechos con la aceptación que están teniendo. De los 45 minutos que les habían destinado, solamente pudieron sonar treinta ya que hubo que recortar 'porque las pruebas de sonido se alargaron' explicó Elena Gómez, la cantante de esta incipiente banda.

Pese a esta reducción en la duración, los miembros del grupo se mostraron contentos y afirmaron que "habían disfrutado mucho". David Merenciano, batería de Bourbon Jar, comentó que en Teruel hay afición hacia este tipo de música, sin embargo, criticó la falta de ayuda desde las instituciones. "No se promueve nada", dijo. Bourbon Jar continuará todo el verano llevando su rock por la provincia de Teruel y a finales de septiembre se podrá volver a ver en la fiesta de Interpeñas.

A las 18.00 irrumpieron sobre las tablas los cinco componentes de Filigardica. Los temas más míticos de 'Metallica', 'Pantera', 'Iron Maiden' o 'Megadeth' sonaron de la mano de este conjunto de turolenses y segorbinos. Ariday, de Zaragoza, impresionó a los espectadores con su heavy duro y la potencia de su sonido.

Con algo de retraso sobre la hora prevista comenzó el espectáculo de los grupos más populares del panorama nacional. Azero saltó al escenario con su característica vitalidad y el público, que aumentaba a medida que iba transcurriendo la tarde, disfrutó con los acordes de su punk-rock. El grupo de La Codoñera, interpretó sus letras más reivindicativas.

Lujuria y Saratoga tocaron los temas más importantes de su histórica discografía y de sus nuevos trabajos. Pero el plato fuerte se sirvió al final de la noche con los legendarios 'Obús' grupo, que junto a otras bandas como Baron Rojo encarnó la época dorada del heavy metal español.

Etiquetas