Despliega el menú
Teruel

TERUEL

La llegada de trenes nuevos se atasca en la fase de homologación

Renfe tiene los TRD 599 desde octubre, pero en contra de lo previsto aún los está probando

Pie de foto
La llegada de trenes nuevos se atasca en la fase de homologación
FUENTE

Teruel. La llegada de trenes de nueva fabricación que acaben con las frecuentes averías y retrasos que registra la línea Valencia-Teruel-Zaragoza está bloqueada. Las previsiones oficiales apuntaban que a partir del primer trimestre de este año entrarían en servicio tres unidades a estrenar -primero se habló de TRD (Tren Regional Diésel) de la serie 598 y luego de la 599-, pero ninguno de ellos circula por la vía ni existe fecha todavía para este acontecimiento.

 

Desde Renfe esgrimen dos razones para explicar la situación. Una de ellas es que los S-599 están aún en fase de homologación o certificación, un proceso para el que no existe plazo fijado. "Las pruebas, en algunos casos, pueden durar más de lo esperado, pero esa circunstancia no tiene nada de extraño. Son ensayos necesarios y tienen que durar lo que sea preciso", indicaron ayer fuentes oficiales de la empresa ferroviaria.

 

Sin embargo, el Gobierno aragonés entiende que se está produciendo un "retraso importante" en el proceso de certificación de los trenes nuevos y que esta demora podría estar motivada por un endurecimiento de las medidas de homologación de trenes. Según la DGA, que subvenciona el mantenimiento de la línea Valencia-Teruel-Zaragoza por ser deficitaria, la empresa Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) entregó los S-599 a Renfe en octubre del año pasado y desde entonces las máquinas están en periodo de pruebas.

"No hay convenio"

La compañía ferroviaria expone una segunda cuestión cuando se le pregunta por la demora en la puesta en servicio del nuevo material ferroviario. Según ella, actualmente "no hay convenio" en vigor con el Gobierno aragonés y por tanto no tiene ningún compromiso pendiente con la Comunidad de Aragón. Explica que el acuerdo correspondiente al año 2008 terminó de cumplirse al someter a todos los TRD 594 que circulan por la línea a una puesta a punto, es decir una revisión y reparación de las máquinas que redujo considerablemente el número de averías.

 

Renfe añade que el convenio no recogía por ninguna parte que los nuevos trenes harían su entrada en Teruel a partir del primer trimestre de 2009 y responsabiliza al Gobierno aragonés de haber realizado ese anuncio. Por contra, la DGA estima que si bien no existe un acuerdo específico de 2009, mientras el anterior no sea denunciado por alguna de las dos partes, sigue vigente y por tanto existe el compromiso de Renfe de traer a la línea Valencia-Teruel-Zaragoza los primeros trenes nuevos que compre.

 

Desde el Gobierno aragonés afirmaron ayer que existe una gran preocupación por la falta de material ferroviario moderno en la línea, reformada recientemente para transformarla en vía de altas prestaciones, si bien se ha quedado con un solo carril, todavía sin electrificar y con dos tramos -los puertos de Paniza y Cuencabuena- en los que no se ha variado el trazado.

 

De hecho, representantes del Gobierno aragonés tienen previsto mantener una reunión entre los días 10 y 20 de este mes con la Presidencia de Renfe en Madrid para "desbloquear" la llegada de nuevos trenes. "Pronto tiene que haber aquí un tren homologado, debe cumplirse lo pactado", señalaron fuentes oficiales de la DGA.

 

En el mismo encuentro se abordará la puesta en marcha de un tren directo entre Valencia, Teruel y Zaragoza con el fin de hacer más atractiva y rentable la línea, puesto que ahora el viaje dura entre dos y tres horas. La DGA quiere presionar a Renfe con el argumento de que durante años ha hecho un esfuerzo importante por mantener el convenio en vigor "soportando un material ferroviario mejorable".

Etiquetas