Despliega el menú
Teruel

PALEONTOLOGÍA

El yacimiento del 'gigante de Riodeva' aporta restos de otro dinosaurio

El yacimiento paleontológico de Riodeva que alumbró en 2003 los restos del mayor dinosaurio de Europa, el Turiasaurus Riodevensis, sigue deparando sorpresas. En la campaña de excavaciones que empezó hace solo dos semanas en el enclave de Barrihonda-El Húmero han aparecido nuevos fósiles del Turiasaurus y la práctica totalidad de los huesos fosilizados de la pata de otro dinosaurio de una especie todavía por determinar pero del mismo periodo, hace 145 millones de años.

El nuevo hallazgo convierte el yacimiento de Barrihonda-El Húmero en un punto excepcional en el contexto mundial por la variedad de la fauna presente. Están representadas tres especies distintas de dinosaurios vegetarianos: Turiasaurus, Dacentrurus -un animal con placas y pinchos que recubrían su cuerpo- y el ejemplar que acaba de ser desenterrado, todavía sin clasificar. Además, han aparecido dientes de especies carnívoras sin determinar y fósiles de tortugas y peces.

Los últimos fósiles exhumados corresponden al fémur, la tibia, el peroné, una uña y otros huesos del pie de un dinosaurio que los paleontólogos encargados de la excavación, Rafael Royo y Alberto Cobos, definieron como de tamaño "mediano". Se trataba de un gran reptil de 5 metros de longitud entre el morro y el extremo de la cola y de 1,4 metros de altura desde el pie a la cadera. Los materiales correspondientes a la nueva especie han aparecido a flor de tierra.

El director de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel -la vertiente científica de Dinópolis-, Luis Alcalá, definió el hallazgo como una "importante sorpresa" que confirma el potencial de Barrihonda-El Húmero. La concentración de restos indica que el lugar, durante el Cretácico, estaba ocupado por el meandro de un río donde la corriente depositaba restos de animales muertos en sus riberas.

Las dos semanas escasas de trabajo de campo desde que se reanudaron las excavaciones han aportado, además, nuevos restos del Turiasaurus: fósiles de costillas y vértebras. Royo y Cobos confían en que, en los 36 metros cuadrados de yacimiento delimitados en torno a este hallazgo, se localicen más materiales que contribuyan a reconstruir el mayor dinosaurio de Europa, cuyo esqueleto se ha desenterrado ya en un 45%.

Los investigadores albergan la esperanza de localizar la cola del Turiasaurus articulada, lo que comportaría un notable avance en la recuperación del esqueleto del 'gigante de Riodeva'. Se trata del mayor dinosaurio descubierto en el viejo continente con sus 48 toneladas de peso y 37 metros entre el hocico y el extremo de la cola. El interés de este hallazgo se acaba de plasmar en el artículo que le dedica el último número de la revista de divulgación científica 'Investigación y Ciencia'.

La extracción de los fósiles combina el trabajo de campo con la restauración y consolidación en los laboratorios y talleres de Dinópolis en Teruel. Los paleontólogos esperan que el yacimiento de Riodeva continúe aportando valiosos restos materiales, lo que podría obligar a ampliar la zona de investigación. Las excavaciones pueden dar frutos hasta alcanzar el lecho del río cretácico que originó la acumulación de restos de animales.

Los fósiles descubiertos en la presente campaña de excavación, que se prolongará hasta finales de julio, fueron presentados ayer a los medios de comunicación a lo largo de una visita del vicepresidente de la DGA, José Ángel Biel, al yacimiento.

Biel visitó también las obras de la futura sede de Dinópolis en Riodeva, cuya inauguración está prevista para la próxima primavera. El edificio, que costará 822.000 euros, se destinará, previsiblemente a divulgar el fenómeno del "gigantismo", un contenido vinculado con la localización de especímenes de grandes dimensiones en los yacimientos paleontológicos de la localidad.

José Ángel Biel resaltó la "singularidad" de Teruel como referente científico gracias a los yacimientos fosilíferos y también al gran observatorio astronómico proyectado en el cercano Pico del Buitre, en la sierra de Javalambre. Antes de llegar a Riodeva, el vicepresidente visitó el emplazamiento del futuro centro astrofísico acompañado por el director del proyecto, Mariano Moles.

El observatorio de Javalambre comportará una inversión de 15 millones de euros, procedentes del Fondo de Inversiones. Los datos disponibles indican que el Pico del Buitre es el mejor enclave para la observación astronómica del mundo, solo comparable a las islas Hawai.

Etiquetas