Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Alarma en la comarca de Gúdar por una oleada de 20 robos en apenas 15 días

Un hostelero de Rubielos muestra los daños que hicieron los ladrones, que quemaron la puerta.
Alarma en la comarca de Gúdar por una oleada de 20 robos en apenas 15 días
JORGE ESCUDERO

La oleada de robos registrada en los últimos 15 días en la Sierra de Gúdar ha generado una gran alarma y preocupación entre la población, que ayer, representada por los alcaldes de Mora y Rubielos -los dos municipios más afectados- reclamó a la subdelegada del Gobierno en Teruel, María Victoria Álvarez, que se completen las plantillas de los acuartelamientos de la Guardia Civil en la zona y se intensifique la vigilancia policial.

Los primeros robos tuvieron lugar la pasada semana en Mora de Rubielos. Los ladrones -aún sin identificar si bien se cree que se trata de una banda relativamente organizada procedente de la zona de Levante- no causaron daños personales, pero sí materiales al intentar penetrar en las viviendas y establecimientos. Una vez dentro, sustrajeron pequeñas cantidades de dinero y algún electrodoméstico. La Policía ha localizado en la Comunidad Valenciana un coche que había sido robado esos días en Mora de Rubielos.

Cuando parecía que los robos de Mora de Rubielos habían sido un hecho puntual, la madrugada del pasado jueves se producían en Rubielos de Mora, a solo 16 kilómetros de la primera población, 10 más, todos ellos en bares, hoteles, restaurantes y quioscos. Nuevamente, los ladrones se llevaron escasos bienes, pero rompieron cerraduras, quitaron cristales y quemaron alarmas.

"He puesto cerrojos por todo"

Rosalía Catalán, propietaria de uno de los bares de Rubielos de Mora afectados por la oleada de robos, relató ayer que los ladrones forzaron tanto la puerta de entrada al establecimiento como la de su vivienda, situada en el piso superior del mismo inmueble y en la que ella y su familia dormían. "Lógicamente, tengo mucho miedo y ahora he puesto cerrojos por todo", explicó.

La mujer destacó que, a pesar de que ella no pudo conciliar el sueño en toda la noche, en ningún momento oyó ruidos extraños. "Los ladrones llevaban herramientas y sabían trabajar silenciosamente", indicó. La hostelera explicó que, en total, se llevaron un jamón y varios quesos y sacaron la máquina tragaperras a un parque cercano donde poder manipularla y extraer el dinero.

Los delincuentes actuaron de forma muy parecida en un hotel de la localidad. Cuando la recepcionista llegó a las ocho de la mañana a su lugar de trabajo se encontró la puerta abierta, la cerradura desmontada y la alarma -colocada en la parte superior de la fachada- quemada. "Me llevé un gran susto. Dentro del hotel habían abierto las cámaras de la cocina y se habían llevado un televisor y las cajas registradoras con el cambio dentro, que ascendía a unos 400 euros", explicó esta empleada, Mirella Tarrasó.

La misma mujer manifestó que nunca antes se habían producido tantos robos en la localidad y resaltó que, en su opinión, el número de agentes de la Guardia Civil en la zona es insuficiente. "Nos sentimos desvalidos. Solo hay una patrulla para varios pueblos y ahora, con la crisis, la delincuencia ha aumentado. Debemos hacer algo", dijo.

El alcalde de Rubielos de Mora, Ángel Gracia, resaltó ayer el compromiso adquirido por la Subdelegación del Gobierno en Teruel para completar a corto plazo las plantillas de agentes de la Guardia Civil en los acuartelamientos de la zona, que actualmente no están cubiertas al 100%. Desde esa institución prometieron asimismo aumentar la vigilancia.

Acompañado del alcalde de Mora de Rubielos, Francisco Javier Báguena, el primer edil de Rubielos de Mora entregó a la subdelegada del Gobierno un documento suscrito por 25 empresarios de la zona en el que se pide que se extreme la vigilancia "para que las localidades recuperen la tranquilidad habitual".

Atracos en la Cuenca Minera

La Cuenca Minera también ha experimentado un aumento de la delincuencia en las últimas semanas. Mientras que en 2008 el Juzgado de Calamocha -al que pertenece la comarca- instruyó dos casos de robo con intimidación, en lo que llevamos de año ya ha abierto diligencias por cuatro delitos de esas características.

La respuesta policial no se ha hecho esperar al incremento de robos en la Cuenca Minera y en menos de una semana se han producido en la zona tres detenciones de personas presuntamente implicadas en los robos. En todos los casos, los delincuentes usaban arma blanca y pistolas simuladas y robaban en bancos y establecimientos hoteleros.

Etiquetas