Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

El autor del tiroteo mortal de la Ronda, en libertad provisional, volverá a prisión

El Supremo ratifica la condena de cinco años de cárcel impuesta a Salvador Latasa en la Audiencia Provincial por la muerte de José Antonio Polo en 2006 en la Ronda de Ambeles.

Salvador Latasa, abrazado a dos familiares, cuando abandonó la prisión en marzo en libertad provisional.
El autor del tiroteo mortal de la Ronda, en libertad provisional, volverá a prisión
A. G.

Salvador Latasa, en libertada provisional desde marzo de 2008 tras haber cumplido 2 de los 5 años de prisión a los que fue condenado por la muerte a tiros de José Antonio Polo en un tiroteo registrado en abril de 2006 en Teruel, tendrá que volver a prisión en breve. El Tribunal Supremo acaba de desestimar el recurso presentado por el padre de Polo contra la sentencia de la Audiencia Provincial, lo que convierte la condena de Latasa en firme.

El falló del Supremo avala los argumentos de la Audiencia, que condenó a Salvador Latasa a 2,5 años por el homicidio de José Polo, de 38 años, y a la misma pena por el homicidio frustrado del acompañante del fallecido, José Ángel Sánchez, de 27 años, que resultó herido grave en el tiroteo registrado en la Ronda de Ambeles. La sentencia, ahora ratificada, absolvió al hermano de Salvador, Miguel Ángel, por entender que solo disparó al aire. Además, aplicó al único condenado las eximentes incompletas de legítima defensa y miedo insuperable.

El recurso de la familia del fallecido cuestionó el pronunciamiento de la Audiencia Provincial porque, a su juicio, no tuvo en cuenta algunos aspectos probados durante el juicio. Sin embargo, el Supremo sostiene que ya fueron contemplados en primera instancia o no tenían relevancia.

El abogado defensor de Salvador Latasa, Enrique Trebolle, se felicitó porque "las más altas instancias judiciales" hayan corroborado "el buen trabajo" realizado por los jueces de Teruel, al confirmar íntegramente el fallo de la Audiencia Provincial.

Trebolle se mostró confiado en poder conseguir que, teniendo en cuenta el alto grado de cumplimiento de la condena y que ya ha respondido de las indemnizaciones impuestas por la sentencia, su cliente pueda acceder en un año al tercer grado penitenciario -que le permitiría pasar el día fuera de la cárcel- y, en un siguiente paso, a la libertad condicional.

Salvador Latasa disfruta actualmente de la libertad provisional al considerar la Audiencia Provincial que no existe riesgo de fuga. Además, la legislación no permite que la prisión provisional supere el 50% del total de la condena. Salvador Latasa, residente en Zaragoza, deberá volver al centro penitenciario en cuanto la sentencia del Supremo se comunique a la Audiencia Provincial.

Al salir de la cárcel de Teruel, Salvador Latasa, maestro de profesión al igual que su hermano Miguel Ángel, declaró que no tenía intención de hacer daño a nadie y si utilizó el arma que portaba fue tras haber sido atacado.

El Supremo considera, en sintonía con la Audiencia Provincial, que el incidente que acabó con la muerte de José Antonio Polo y las heridas de José Ángel Sánchez fue desencadenado por Polo, que mantuvo una agresividad fuera de control propiciada por el consumo previo de distintas drogas.

El encuentro entre los cuatro implicados fue "casual". Según el relato de la sentencia, José Antonio Polo gritó a los dos hermanos cuando se desplazaban en el coche de Salvador en dirección a Fuentecerrada para participar en una competición de tiro, deporte al que eran aficionados. Cuando el vehículo se detuvo, Polo introdujo "medio cuerpo" dentro del coche y se llevó las llaves de contacto. Se inició así una trifulca que terminó a tiros. La actitud violenta de Polo provocó una situación de miedo insuperable en los hermanos Latasa, que utilizaron las pistolas que llevaban en el coche.

El abogado que formuló el recurso en representación de la familia de José Antonio Polo, Vicente Baeza, no quiso hacer declaraciones respecto del fallo del Supremo. Baeza pidió en el juicio celebrado en la Audiencia la condena de los dos hermanos Latasa a 31 años de cárcel cada uno por asesinato consumado y otro frustrado.

Etiquetas