Despliega el menú
Teruel

TERUEL

El sector de Boné exige a José Ángel Biel que intervenga en la crisis del PAR en Teruel

Envían cartas que critican al alcalde por cesar a Esteban y exigen que Miguel Ferrer deje las Cortes o la Alcaldía

Ferrer explica a los medios de comunicación su postura sobre la crisis del equipo de gobierno PAR-PSOE.
El sector de Boné exige a José Ángel Biel que intervenga en la crisis del PAR en Teruel
A.G.

La tensión interna en el PAR sigue en aumento a raíz de las destitución fulminante del concejal parista Julio Esteban de todas sus delegaciones la semana pasada por el alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, también del PAR. El sector del partido más cercano al secretario general, el consejero de Medio Ambiente Alfredo Boné, inició ayer una envío masivo de cartas al presidente de los aragonesistas, el vicepresidente de la DGA José Ángel Biel, para mostrarle su indignación por el cese de Esteban de todas sus competencias municipales.

Según uno de los promotores de la campaña, ayer mismo se remitió desde la ciudad una primera oleada de treinta cartas a Biel en contra del cese de Esteban. Las misivas reclaman también medidas disciplinarias para Miguel Ferrer por haber destituido a un correligionario y consideran que debería dejar su escaño en las Cortes de Aragón o la Alcaldía al estimar que son incompatibles por la dedicación que exigen, sobre todo el Ayuntamiento. Una de las cartas, firmada por 18 personas entre militantes y simpatizantes, señala que Ferrer “debería dimitir como diputado o alcalde y lo más razonable es que deje la Alcaldía dada la actual situación”.

La campaña podría alcanzar las doscientas cartas, según uno de los implicados, que reconoció, no obstante, que es poco probable que fuercen la intervención de la dirección del partido. Los firmantes, en muchos casos, advierten al presidente parista de que, en caso de no tomarse ningún medida, podrían darse de baja del partido. Los escritos, además de mostrar apoyo a Julio Esteban y a su gestión, rebaten las recientes manifestaciones de Biel que achacaban el conflicto de Teruel a motivos “personales”. Una carta colectiva alerta de que la destitución de Esteban puede tener “efectos incalculables”, mientras que la reacción oficial de la dirección del partido ha sido “decepcionante”. Uno de los participantes en esta iniciativa justificó la remisión de las cartas al presidente del PAR por tratarse de la persona “que aupó a Miguel Ferrer de alcalde”.

Mientras la división se agrava en el PAR, la situación del equipo municipal sigue sin normalizarse. El alcalde, Miguel Ferrer, señaló el miércoles que confía en cerrar el nuevo organigrama del Ayuntamiento la próxima semana. La solución estará condicionada a la postura que tome su socio de gobierno, el PSOE, que hoy celebrará un Comité Local donde analizará la situación. En principio, los socialistas han manifestado su disposición a asumir más competencias de gestión, aunque sin concretar cuáles. Inicialmente, se inclinaron porque las delegaciones vacantes por el cese de Esteban -Limpieza, Tráfico, Aguas y Fiestas, principalmente- siguieran en manos paristas.

El alcalde, que ha asumido provisionalmente las funciones que realizaba Esteban, ha manifestado su voluntad de reservarse definitivamente alguna de estas labores. El Boletín Oficial de Aragón publicó ayer el decreto de la Alcaldía que revocó la delegación de competencias conferida a Julio Esteban en agosto de 2007. El decreto recuerda que “el órgano que confiere la delegación -la Alcaldía- en cualquier momento puede proceder a la revocación de la misma”.

La oposición -PP y CHA- culpa a la crisis interna del PAR de haber desestabilizado al equipo de gobierno y reclama del PSOE un mayor compromiso en la gestión municipal de acuerdo con su peso en el equipo de gobierno, al contar con 7 concejales frente a los 4 del PAR. El grupo municipal del PP_manifestó a través de un comunicado su “sorpresa” porque Ferrer declarara el miércoles que si llega a la convicción de que su presencia en la Alcaldía perjudica a la ciudad, dimitirá. La portavoz popular, Emma Buj, se pregunta en la nota si se podría repetir en el Ayuntamiento la situación que se produjo en la Diputación Provincial la pasada legislatura, cuando el PAR cedió la presidencia al PSOE al trasladarse su titular, el propio Ferrer, a Zaragoza para dirigir la Consejería de Servicios Sociales. El escrito critica también la subida impositiva aprobada para 2009 del 4,9%, cuando la inflación acumulada en 2008 se quedó en 1,4%.


Etiquetas