Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Empiezan las obras para convertir el antiguo Banco de España en espacios de uso público

Albergará oficinas del Estado y contará con salón de actos y lugares diáfanos para actividades de la población

La subdelegada del Gobierno -en el centro- visitó la sede del Banco de España, que guarda en el techo el escudo preconstitucional.
Empiezan las obras para convertir el antiguo Banco de España en espacios de uso público
ANTONIO GARCÍA

Las obras de rehabilitación de la sede del antiguo Banco de España en la capital turolense, un proyecto incluido en el Plan de Actuación Específico para la provincia (2005-2008) que promueve el Gobierno central, comenzaron ayer oficialmente con la firma del acta de replanteo, el último trámite administrativo que se debe cumplir antes de que operarios y máquinas entren a trabajar.

La subdelegada del Gobierno, María Victoria Álvarez, destacó que el objetivo de la actuación es “devolver a la ciudad de Teruel el edificio del Banco de España”, construido en 1932 y sin actividad desde hace aproximadamente una década. En este sentido, se pretende que el inmueble disponga, entre otros, de espacios diáfanos y versátiles, de forma que puedan ser escenario de diversas actividades públicas.

Así, en la primera planta se ubicará una sala de prensa, una unidad de drogodependencias y la Unidad de Violencia Doméstica; en la segunda se instalarán las oficinas de Extranjería y en la tercera habrá espacios para formación y un salón de actos. La planta baja, con una superficie de 500 metros cuadrados sin compartimentar, se destinará a distintos actos que puedan organizarse en la ciudad, como exposiciones, conciertos o ensayos teatrales.

Por último, el sótano conservará la cámara acorazada en la que se guardaba el dinero. En la actualidad aún pueden verse la caja fuerte, parte del mobiliario que se utilizaba y las puertas de gruesos barrotes de color verde que protegían la entrada a este espacio subterráneo.

 

Primavera de 2010

Las obras cuentan con un plazo de ejecución de 14 meses y un presupuesto que ronda los cuatro millones de euros y que irá con cargo al Fondo de Inversiones de Teruel, incluido, a su vez, en el Plan de Actuación Específico de la provincia. Las previsiones apuntan a que la recuperación del edificio habrá concluido en la primavera de 2010.

El proyecto de rehabilitación ha sido realizado por los arquitectos Joaquín Magrazó y Fernando Used. El primero de ellos señaló ayer en Teruel que la estructura del edificio se encuentra en buen estado, si bien las comprobaciones seguirán realizándose durante el desarrollo de las obras. Para averiguar la solidez del edificio, se retiró el recubrimiento de los pilares.

Por su parte, José Antonio García Miguel, representante de la empresa que acometerá los trabajos -Ortiz Construcciones y Proyectos S. A.- resaltó que la rehabilitación consistirá fundamentalmente en la demolición de los tabiques y la realización de la nueva partición en aquellas plantas en que sea necesario. Además, se abrirá un lucernario central en la cubierta para que aporte luz a las distintas estancias.

Barreras arquitectónicas

Una de las principales dificultades del proyecto, según explicó Víctor Rodríguez, director de Relaciones Institucionales de SEGIPSA (Sociedad Estatal de Gestión Inmobiliaria de Patrimonio) -encargada de la gestión y dirección facultativa de la obra-, fue solventar el problema de las barreras arquitectónicas, puesto que el acceso principal tiene varios peldaños. Finalmente, la entrada al inmueble se hará por la puerta que utilizaban antiguamente los furgones blindados.

El exterior se conservará tal y como está. En las fachadas, las obras de rehabilitación se limitarán a una limpieza y reposición de las piezas que hayan podido caerse. “Es un magnífico proyecto con el que se quiere abrir a la ciudad el antiguo edificio del Banco de España en Teruel”, recalcó la subdelegada del Gobierno.

Etiquetas