Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

El fiscal pide 7 años de cárcel para la madre de los 3 niños muertos en el incendio de Torrecilla

La acusación pública solicita la misma pena para la abuela y la tía de los menores, a quienes acusa de homicidio.

Fotografía de archivo de la casa que sufrió el incendio, el mismo día del suceso
El fiscal pide 7 años de cárcel para la madre de los 3 niños muertos en el incendio de Torrecilla
ANTONIO GARCÍA

La Fiscalía de la Audiencia Provincial de Teruel ha formulado escrito provisional de acusación en relación al incendio, en enero de 2007, de una vivienda de tres plantas de Torrecilla de Alcañiz en el que murieron asfixiados tres bebés -dos gemelos de seis meses y un niño de más de un año- y resultaron heridos de gravedad otros dos menores, todos ellos de la misma familia.

En concreto, el fiscal acusa a la madre, la tía y la abuela de los menores de tres delitos de homicidio por comisión de omisión y solicita para cada una de ellas una pena de siete años de prisión. En su calificación, la acusación pública contempla la eximente incompleta de miedo insuperable, pero no obstante considera que las tres mujeres -las únicas personas adultas que había en la casa cuando se produjo el siniestro- pudieron hacer más de lo que hicieron por salvar la vida de los tres pequeños.

Tras el pronunciamiento de la Fiscalía, se dará traslado a las otras partes que se hayan personado en el proceso para que asimismo preparen su calificación provisional de los hechos. El juicio, que previsiblemente se celebrará en el transcurso de este año, será por el procedimiento del jurado popular, en el que un grupo de ciudadanos elegidos al azar decidirá si las imputadas son culpables o inocentes.

El incendio se produjo por causas todavía desconocidas a primera hora de la mañana del 29 de enero de 2007. En la casa se encontraban en esos momentos diez personas: siete hermanos de edades comprendidas entre seis meses y 12 años, junto con la madre -de 31 años-, la tía -de 67 años- y la abuela -de 57 años de edad- de todos estos menores. Además de los tres fallecidos y de los dos heridos graves, el resto de la familia tuvo que ser atendida por los servicios sanitarios por inhalación de humo y, en el caso de la madre, por crisis nerviosa también.

La Fiscalía, que para elaborar su escrito de acusación se ha basado en los testimonios de las tres imputadas, de los vecinos de Torrecilla que rescataron a algunas de las víctimas y en los informes periciales de la Policía Judicial, estima que, al menos indiciariamente, las tres mujeres hicieron dejación de su obligación de velar por la seguridad de los pequeños, lo que dio lugar a la muerte de tres de ellos.

"Confiamos en la Justicia"

El alcalde de Torrecilla, Joaquín Lorenzo, mostró ayer su confianza en que la Justicia "actúe y aclare todo lo que sucedió en aquel incendio". "Fueron tres niños inocentes los que murieron y eso es tan grave que resulta lógico que la Justicia se ocupe de ello", continuó. El edil recordó que el siniestro conmocionó a una población -500 vecinos- que no recordaba una tragedia similar, de tal forma que aún ahora prefieren no hablar del suceso. "Bastante nos tocó entonces sufrir y padecer", concluyó.

Un vecino, Ramón Magallón, concejal cuando ocurrió el incendio, destacó que el pueblo se volcó con la familia. "Hubo gente que se lesionó gravemente por ayudarles, reunimos entre todos cerca de 30.000 euros e incluso el Ayuntamiento se hizo cargo del funeral". No obstante, Magallón subraya que "solo hicimos lo que debimos hacer y por ello no esperamos que nadie nos lo agradezca". Dos años después del incendio, la casa siniestrada sigue sin rehabilitar.

Etiquetas