Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Los trabajadores de Casting Ros se manifiestan para denunciar despidos

La movilización, convocada por el comité de empresa, tuvo lugar ayer en las calles de Utrillas. La plantilla critica el incumplimiento de los pactos alcanzados en noviembre.

Alrededor de 150 trabajadores de la planta de Casting Ros, en Utrillas, protagonizaron ayer una manifestación por las calles de la localidad minera para protestar por los recientes despidos de dos compañeros y por la decisión de la empresa de distribuir la gratificación extraordinaria en dos pagas.

La movilización, convocada por el comité de empresa, se inició sobre las once de la mañana y, tras recorrer las principales calles de la localidad, concluyó ante las puertas de la dirección de Casting Ros, donde se leyó un comunicado.

La fundición de Utrillas, dedicada a la fabricación de piezas de automoción, era hasta ahora la única empresa de grandes dimensiones de la provincia que había sabido sobrellevar la crisis económica sin recurrir a un expediente de regulación de empleo, ERE. Las negociaciones entre trabajadores y dirección culminaron en noviembre con unos pactos que, según los trabajadores, "se han incumplido ahora".

Bajo el lema "No a los despidos, sí a la extra", los manifestantes emprendieron una movilización que, según el presidente del comité de empresa, Mariano Secanella, "se ha convocado con una completa unidad de acción y sin fisuras".

Secanella señaló que los acuerdos alcanzados en cuanto a las bajas voluntarias incentivadas "se han incumplido por completo", y agregó que se había tomado la decisión de que "todo aquel que quisiera podría acogerse a la baja con una indemnización equivalente a 36 días por año trabajado". El sindicalista matizó que en lugar de eso, "se han producido dos despidos". "Mucho nos tememos -advirtió- que se abra de esta manera una puerta a nuevos despidos en un futuro".

Para Secanella un nuevo incumplimiento se ha producido al decidir la empresa de forma unilateral distribuir la gratificación extraoridnaria en dos pagas: una correspondiente a un 25%, el día 20 de diciembre; y otra, del 75% restante, el día 2 de enero. "Nos hemos sentido engañados -explicaba Secanella-, porque en estos tiempos todos los trabajadores contaban con ese dinero para cuestiones extraordinarias de la Navidad".

Los trabajadores consideran que la plantilla ha sido condescendiente en numerosas medidas "en aras de evitar expedientes", explico Secanella. Entre ellas, se ha flexibilizdao el calendario, que, a juicio del presidente del comité, implica cambios de movilidad de los trabajadores de una sección a otra.

Asimismo, alrededor de setenta plazas de eventuales no se han renovado a medida que se iban cumpliendo los contratos, de manera que en estos momentos la plantilla de la fábrica de Casting asciende a 400 empleados.

Para Mariano Secanella, la movilización de ayer, a la que se sumaron varios dirigentes de IU, tiene por objeto expresar el malestar de la plantilla. "Ya está bien -declaraba el sindicalista- de que las crisis siempre las paguemos los mismos".

Etiquetas