Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Personas discapacitadas reclaman la eliminación de barreras en Alcañiz

La ciudad de Alcañiz vivió ayer una mañana con tintes reivindicativos. La gran cantidad de barreras arquitectónicas que las personas discapacitadas se encuentran a diario en la calle es motivo de innumerables actividades de concienciación. La Asociación del Bajo Aragón de Discapacitados, ABADIS, organizó en la Plaza Mayor de Alcañiz una yincana a través de la cual, alrededor de 200 alcañizanos pudieron comprobar como es el día a día para este sector de la población. El objetivo era doble: concienciar a la población y dar un toque de atención al equipo de gobierno. "La normativa para adaptar todos los accesos está vigente desde hace once años y la verdad es que en Alcañiz poco se ha visto. Sabemos que hay conciencia pero eso se debe plasmar con hechos no solo con palabras", dijo Esmeralda Palacios, trabajadora social de ABADIS.

La capital del Bajo Aragón descansa sobre un terreno que ya de por sí no facilita el camino de los discapacitados. Es una ciudad con numerosas cuestas y desniveles. Además, como en la gran mayoría de los núcleos urbanos, los bordillos se convierten en un problema diario. "El día a día no es fácil para una persona en silla de ruedas. Lamentablemente, en nuestra ciudad no hay muchas facilidades, parece que poco a poco se van limando esas barreras pero sigue habiendo muchos bordillos donde no bebería haber. Cualquier establecimiento abierto al público debe de tener una rampa para minusválidos y eso no siempre se cumple", aseguró Eduardo Tomas, miembro de ABADIS. También se encuentran con las empinadas cuestas con las que cuenta Alcañiz. Algunas de ellas se pueden evitar, como la subida de la calle Galán Bergua, gracias un ascensor ubicado en la plaza Paola Blasco que ubica al usuario en la misma entrada del Instituto IES Bajo Aragón. Una instalación muy útil para los discapacitados, que comunica la parte baja de la ciudad con el Casco Histórico. Sin embargo, este ascensor en algunas ocasiones no está operativo. "Algunos domingos esta cerrado, además hay algunos gamberros que se dedican a quemar los botones y ocasiona algunos problemas en su funcionamiento con todo lo que esto supone para nosotros", dijo Luis Miguel García, presidente de ABADIS. Pero no todo es malo; el polideportivo de la localidad cuenta con un sistema que facilita la accesibilidad a todo el mundo: "Solemos ir a jugar al tenis todas las semanas y no tenemos ningún problema. Debería ser siempre así en todos los sitios", aseguró García.

"Ponte en mi lugar"

A lo largo de toda la mañana una gran cantidad de personas, sobretodo jóvenes, participaron en las numerosas pruebas que había preparadas. La asociación diseñó un recorrido en el que cada participante podía experimentar los inconvenientes de prácticamente todas las discapacidades físicas.

Los que asistieron al acto pudieron ver el mundo desde una silla de ruedas a través de un circuito de conos que debían completar. Un recorrido que concluía con la subida de unos escalones. Otra de las pruebas a superar fue el llamada "paseo de los ciegos". Con los ojos totalmente cubiertos los jóvenes debían esquivar los obstáculos provistos tan solo con un bastón similar al de que utilizan las personas ciegas. El taller de vendajes permitió a los usuarios percatarse de todas las incomodidades que se sufren con algo tan superficial como es tener una pierna escayolada o un brazo vendado. "No solo se trata de darse cuenta de lo difícil que lo tienen los ciegos o los minusválidos. Por el mero hecho de tener una extremidad vendada, el repertorio de los movimientos corporales se ve muy limitado", dijo Pilar Santos, miembro de la Asociación ABADIS.

Bajo el titulo 'Ponte en mi lugar', la yincana logró concienciar a numerosos alcañizanos. Sin embargo, desde ABADIS consideran que todavía falta mucho trabajo por delante para lograr eliminar esta desigualdad en la sociedad.

Etiquetas