Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Un error burocrático obliga a rehacer 150 resoluciones de ayuda a la dependencia

El defecto administrativo se detectó cuando las prestaciones estaban a punto de abonarse.

El Departamento de Servicios Sociales ha tenido que rehacer 150 resoluciones de ayuda a la dependencia debido a un error burocrático. La subsanación del defecto, detectado por el Servicio de Intervención del Gobierno aragonés, comportó una demora de una semana en la tramitación de los expedientes, ya de por sí muy lenta. En algunos casos, entre la solicitud de las prestaciones de la ley de la dependencia -en su mayoría presentadas por ancianos y discapacitados- y la concesión de estas pasa más de año y medio.

El director provincial de Servicios Sociales, Miguel Villalta, explicó que el servicio de Intervención de la DGA detectó incoherencias entre las fechas de presentación de 150 demandas de ayuda a la dependencia y las tenidas en cuenta al conceder las prestaciones -que se otorgan con carácter retroactivo desde la fecha de solicitud-.

Villalta agregó que la fecha a partir de la cual se contabilizarán finalmente las ayudas es la de presentación de las solicitudes ante el registro de entrada del Gobierno aragonés en Teruel, en las oficinas delegadas de Alcañiz y Calamocha o en las oficinas comarcales agroambientales. El director provincial señaló que en las resoluciones de las prestaciones se hacía constar la fecha de entrada de las solicitudes en el Servicio Provincial de Servicios Sociales, con lo que se producía un desfase de entre uno y tres días.

Miguel Villalta señaló que hubo que rehacer 150 resoluciones y remitirlas de nuevo a Intervención para continuar el trámite de abono a los beneficiarios. La revisión comportó una demora que rondó la semana. El director provincial aclaró que la diferencia económica entre aplicar la fecha de la solicitud y la de entrada en el Servicio Provincial "no tiene importancia", aunque a efectos legales resultaba insuperable jurídicamente para aprobar los pagos correspondientes.

Desde el Departamento de Servicios Sociales plantearon la posibilidad de liquidar la diferencia entre la fecha de la solicitud -la finalmente aplicada- y la de entrada en el Servicio Provincial mediante una liquidación complementaria de las ayudas, pero se impuso la subsanación de las resoluciones. La medida comportó que la concesión de prestaciones que se encontraba en el último escalón administrativo -el abono de la ayuda- tuviera que retrotraerse a una fase previa para realizar la preceptiva corrección. Miguel Villalta aseguró que la incidencia fue comunicada a los afectados.

Etiquetas