Despliega el menú
Teruel

TERUEL

La revisión del Catastro de rústica provoca 2.700 reclamaciones

Tras un primer análisis de las quejas, ayer empezó la segunda exposición pública de los planos y la documentación. La actualización afecta a 5.500 propietarios de 40.000 parcelas.

La Gerencia del Catastro de Teruel ha recibido más de 2.700 reclamaciones por desacuerdos de otros tantos propietarios con la renovación del catastro de rústica de la ciudad y sus pedanías, en fase muy avanzada de ejecución Las quejas se formularon a raíz de la primera exposición de la actualización realizada la pasada primavera y se centraron en desacuerdos respecto a la titularidad, la superficie, la presencia de construcciones o el dibujo de las parcelas. La actualización revisa la titularidad de las fincas, la incorporación de edificios y las variaciones de superficie, aunque no afecta al valor catastral, que sirve de base para la aplicación del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

El gerente del Catastro, Aquilino Ariño, reconoció que el número de reclamaciones formuladas con la primera exposición pública de la revisión es "alto", una circunstancia que, a su juicio, "no es mala, porque permite una actualización mas fiel". Ariño reconoció que, sobre todo la titularidad de las parcelas, estaba muy desfasada. En el caso de cambio de propietario por compraventa, el adquiriente debía comunicar la variación al Catastro, algo que "no siempre se hacía". Desde hace poco tiempo, el cambio de titular por adquisición es comunicado directamente a la Gerencia por el notario.

De un total de 5.500 titulares de fincas rústicas, han presentado reclamaciones el 50%. Aquilino Ariño señaló que en la última actualización, en 1991, se produjeron más quejas debido a la utilización de unos medios técnicos más imprecisos que los actuales, que pueden generar, no obstante, variaciones de las superficies determinadas anteriormente. La revisión en trámite se basa en las ortofografías, unas fotos aéreas en las que se ha corregido el efecto de perspectiva para conseguir una mayor fidelidad.

Para realizar una segunda fase de correcciones, ayer se inició otro periodo de información pública en el que los propietarios podrán consultar, fotos, planos y las fichas que recogen las características de las distintas parcelas. La documentación puede revisarse en los locales del Catastro de la plaza del Tremedal y también en dependencias municipales de los barrios de San Blas y Villaspesa hasta el 5 de diciembre en horarios de 9.00 a 14.00 y de 16.00 a 18.00. Para atender las dudas o reclamaciones que puedan surgir, los técnicos de la empresa encargada de la revisión catastral atenderán al público los días 18, 20, 21, 25, 27 y 28 de noviembre y 2, 4 y 5 de diciembre.

Todavía faltará otro periodo de información pública, que se iniciará cuando se anuncie a través de la publicación en el Boletín Oficial del Estado y que también posibilitará la presentación de reclamaciones. Finalmente, la actualización del Catastro entrará en vigor en 2010.

La Fonda Utrillas

Los propietarios de la Fonda Utrillas han recurrido la indemnización de 530.520 euros aprobada por el Ayuntamiento por parar en 2002 las obras de reforma del edificio, que contaban con licencia. El Consistorio aprobó la compensación de acuerdo a una sentencia que consideraba ilegal la orden de paralización de la rehabilitación, una medida adoptada dentro de los planes municipales de liberar la muralla adosada al inmueble.

Etiquetas