Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

La ocupación hotelera en la provincia descendió un 12% durante el mes de agosto

En el conjunto de la comunidad de Aragón sube un 23,3% la cifra de pernoctaciones y un 24% la de turistas.

La cifra de ocupación hotelera y de viajeros en la provincia de Teruel descendió en agosto con respecto al mismo mes del año pasado. En cuanto a las pernoctaciones se ha producido una caída interanual del 12%, mientras que en viajeros, el descenso ha sido algo menor, del 8%, en relación al periodo anterior.

La tendencia de bajada registrada en el territorio turolense contrasta con el fuerte ascenso de viajeros y pernoctaciones experimentado en el conjunto de la comunidad aragonesa durante el citado mes. En el caso de los primeros, se ha producido un aumento del 23,3%, mientras que en las segundas ha ascendido en un 24% en relación al mismo período del año anterior. Respecto a las noches que durmieron los turistas, también llama la atención el dato de que el número de extranjeros ha aumentado un 23% en el total de la comunidad.

El consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, explicó ayer en la Ciudad del Motor de Aragón de Alcañiz, donde se celebró el Día Mundial del Turismo, por qué difieren las cifras de pernoctaciones de la provincia de Teruel de las del resto de la comunidad. "Aragón ha tenido un grado de internacionalización de la oferta hotelera provocada por el 'efecto Expo', mientras que en Teruel, la demanda es de carácter nacional y es diferente", detalló.

El ahorro por parte de las familias durante las visitas al interior de la provincia es, a juicio de Aliaga, la causa principal de que haya descendido el número de pernoctaciones en Teruel. "Hay mucha gente que, aprovechando que hay autovías que comunican con zonas como el País Vasco, van y vuelven el mismo día, por lo que no se quedan a dormir; lo hemos notado en gente que viene a ver Dinópolis", apuntó.

Sin embargo, Aliaga definió el dato referente a la provincia de Teruel durante el mes de agosto como "no preocupante". En este sentido, se refirió al crecimiento en la infraestructura hostelera de la provincia, y más concretamente, en el área del Bajo Aragón. "La zona tiene más recursos turísticos ahora", aseguró. Y citó algunos ejemplos: "Hay proyectos de tres nuevos hoteles en Alcañiz, y estamos seguros de que aumentará el destino turístico de interior", apostilló.

Récord "histórico"

Aliaga, que llegó a la Ciudad del Motor acompañado del viceconsejero de Turismo, Javier Callizo, en el marco de la celebración del Día Mundial del Turismo, vaticinó que la temporada turística en Aragón obtendrá un récord "histórico" de visitantes en su cierre, como así lo corrobora el dato de que los alojamientos legales de pago de Aragón han recibido en el período de enero a agosto de este año 2,1 millones de viajeros. "El efecto 'Expo' y la gran afluencia de visitantes durante la temporada de esquí han sido determinantes", aseguró.

El consejero también se congratuló de que en los ocho primeros meses del presente año, la comunidad aragonesa no ha acusado la desaceleración en la demanda turística. El vicepresidente del ejecutivo aragonés, José Ángel Biel, confirmó sus palabras. "En época de crisis, el turismo representa uno de los sectores económicos más interesantes de Aragón", añadió.

Además, Aliaga felicitó al sector hostelero del conjunto de la comunidad. "Han proyectado el sector turístico aragonés, y han contribuido al crecimiento del número de plazas, viajeros y pernoctaciones", destacó.

Para los empresarios hosteleros de la provincia de Teruel, el efecto Expo no ha sido el esperado. Según Vicentina Calvo, propietaria de un restaurante de Alcañiz, la celebración de la Expo de Zaragoza no ha tenido una repercusión positiva en la ocupación hostelera de la capital bajoaragonesa. Del mismo modo se expresó Carmelo Martínez, del Parador de Alcañiz, quien manifestó que se ha registrado la misma actividad que el año anterior y no se han detectado reservas con motivo de la Expo.

Por otra parte, los empresarios consideraron que la crisis se está notando sobre todo en las reservas de los restaurantes.

El propio Roque Gistau, de la Sociedad de ExpoAgua, reconoció ayer que "las sinergias que se esperaban no se han producido a más de una hora y media del epicentro de la Exposición de Zaragoza".

Etiquetas