Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Las Ferias del Jamón se clausuran y logran ocupaciones récord en hoteles y restaurantes

Un concurso de cortadores y una exposición de motos pusieron el broche de oro a una semana festiva.

Las Ferias del Jamón y Alimentos de Calidad clausuraron ayer su vigésimo cuarta edición con un gran éxito de público. Según los organizadores, ha sido una de las más participativas de los últimos años.

Los hoteles y restaurantes de la capital han registrado importantes ocupaciones, en unas fechas en las que el turismo comienza a decaer. Los bares sirvieron cientos de tapas de jamón en establecimientos llenos a rebosar, gracias a un concurso gastronómico que cada vez cuenta con más adeptos.

El presidente de la Asociación de Empresarios Hosteleros de Teruel, Fernando Cánovas, señaló que el fin de semana "ha sido todo un éxito para el sector". Indicó que trasladar a las calles los actos de las Ferias del Jamón "ha sido todo un acierto", con ocupaciones en los hoteles de Teruel del 100%, sobre todo el sábado.

"La climatología ha acompañado y ha llenado de público las calles -dijo el presidente de los hosteleros-, y cuando la gente sale, repercute en todo". A su juicio, la presencia de numerosos motoristas en la capital -cerca de 1.500-, ha influido en los buenos resultados obtenidos en este sector. "Muchos de los moteros que nos han visitado tienen alto poder adquisitivo, de modo que han llenado los hoteles", agregó Cánovas.

Concurso de cortadores

El acto estrella de la jornada de ayer fue el concurso de cortadores de jamón, una habilidad que ha salido reforzada este año con una muestra amateur celebrada el sábado.

El presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Jamón de Teruel, Enrique Bayona, señaló que con esta actividad, que podría parecer en principio una mera y sencilla labor doméstica, "se pretende crear la cultura del jamón"."Queremos -agregó- crear el hábito de tener un jamón y un jamonero en la cocina".

El concurso fue seguido por numerosas personas que pudieron apreciar el arte en cada loncha. Los diez maestros del corte, preseleccionados entre todos los participantes por los miembros del jurado, extrajeron del pernil las virutas con el tamaño y el grosor adecuados. Difícil fue el fallo, pero al final, Rafael López Vidal, de Pina de Ebro (Zaragoza), obtuvo el primer premio, dotado con 2.000 euros. La representación andaluza, con experiencia labrada en jamones procedentes de cerdos ibéricos, se alzó con el segundo y tercer premio, de la mano de Miguel Prieto, de Aracena (Huelva), y de Alberto Corbacho, de Ronda (Málaga).

Las Ferias han llenado de jamón la ciudad durante toda la semana. Pepitos en los colegios, lonchas en las calles, bocadillo gigante para todos o imaginativas tapas han acercado la delicia gastronómica de denominación de origen a los ciudadanos a lo largo de siete días. El máximo apogeo ha tenido lugar, no obstante, este fin de semana.

Enrique Bayona explicaba que estos últimos dos días, las calles de Teruel ofrecían "una estampa parecida a la de las fiestas de la Vaquilla".

La presencia de más de mil motoristas, pero también la decisión tomada hace unos años de popularizar las Ferias, han propiciado una masiva participación en los actos programados por la organización.

Labor de promoción

El presidente del Consejo Regulador considera que las Ferias contribuyen de forma importante a la promoción del jamón turolense. Según señaló, la producción de denominación, que a final de año alcanzará las 700.000 piezas, "está ya colocada en el mercado". Pero agregó que habrá que esperar a los próximos meses para comprobar la eficacia de la promoción en el jamón serrano no adscrito al Consejo Regulador, y, sobre todo, si la crisis económica "afecta al consumo".

Mientras tanto, se está trabajando en la homologación de mataderos de la provincia con el objetivo de poder exportar en un futuro a países como estados Unidos o China. Enrique Bayona explicó que se trata de un proceso burocrático lento en el que se pueden invertir más de cuatro años.

Etiquetas