Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Desarticulada la "banda de la excavadora", que asaltó en 2005 los bancos de tres municipios

Doce miembros de la organización, que usaba maquinaria pesada para robar, detenidos en Levante y Hungría

La Guardia Civil ha detenido esta semana a doce miembros de la llamada "banda de la excavadora", a la que se le atribuyen varios robos cometidos en la zona de Levante y otros tres en la provincia de Teruel, concretamente en las localidades de Peñarroya de Tastavins, Castellote y Bronchales. En todos ellos, los integrantes de la organización delictiva, la mayoría de nacionalidad albanokosovar, utilizaron maquinaria pesada para perpetrar los asaltos y aseguraban su huída cortando las carretereras con grandes piedras o troncos que impedían la llegada de las fuerzas de seguridad.

Según recogían ayer varios periódicos y televisiones nacionales, la detención de doce miembros de la "banda de la excavadora" se ha producido después de que la Guardia Civil llevara años siguiendo uno a uno sus movimientos y también gracias a la colaboración de la Policía húngara.

Desde la Subdelegación del Gobierno en Teruel señalaron ayer que quizá hoy podrían ofrecer una nota oficial acerca de la operación policial llevada a cabo para desarticular la organización delictiva. Las mismas fuentes matizaron que todavía no se sabe, al menos con total certeza, si la investigación imputa a la banda los robos cometidos en la provincia de Teruel.

Presión policial

Siete de los presuntos delincuentes fueron apresados en la zona de Levante tras haber sido descubiertos en la localidad alicantina de Torrevieja. Otros cinco integrantes han sido detenidos en Hungría, a donde se habían trasladado hace algún tiempo después de haber permanecido en Kosovo. Al parecer, la presión policial sería lo que habría obligado a la banda a salir de España a mediados del año 2006, fecha en la que también dejan de registrarse robos mediante el uso de excavadoras.

Temor

La "banda de la excavadora" atemorizó hace tres años a la población del medio rural turolense, radicada en localidades en las que no hay cuartel de la Guardia Civil y cuya única comunicación con núcleos más grandes se realiza a través de deficientes carreteras y caminos rurales.

En noviembre de 2005, los ladrones forzaron la puerta de la sucursal de Ibercaja de Peñarroya de Tastavins con un tractor que previamente habían robado en una granja de la misma localidad. Con esta máquina arrancaron la caja fuerte de cuajo y se llevaron el dinero. Los delincuentes huyeron sin que las fuerzas de seguridad pudieran detenerlos.

Troncos en la carretera

En marzo de ese mismo año, un grupo de ladrones revientan la puerta de Ibercaja de Castellote con otra máquina excavadora. De nuevo, arrancaron la caja fuerte y, tras forzarla, la dejaron abandonada. Antes, habían cortado los accesos al municipio colocando troncos en las carreteras para impedir que el vehículo de la Guardia Civil llegara hasta donde estaban ellos en caso de que los agentes fuesen avisados por los vecinos. Ciertamente, el estruendo que provocaron los ladrones fue oído por algunos habitantes y fueron ellos los que llamaron a la Benemérita. Otros, relataron en las horas siguientes haber sentido miedo ante la actuación de la "banda de la excavadora".

El 20 de marzo de 2005, entre seis y diez personas forzaron la puerta de la sucursal de Ibercaja de la pequeña localidad de Bronchales, en la Sierra de Albarracín. En esta ocasión también utilizaron una máquina excavadora, pero, a diferencia de otras veces, arrastraron hasta la calle la caja fuerte. Aunque igualmente habían cortado los accesos con grandes troncos, la Guardia Civil llegó hasta el lugar de los hechos y logró desbaratar el asalto, lo que hizo que los ladrones huyeran sin botín.

La "banda de la excavadora" actuó también en varias pedanías y pequeños núcleos de población de la provincia de Murcia.

Etiquetas