Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Muere un joven de Castelserás tras chocar su coche con un talud al ir de fiesta a Alcañiz

Luis Inglés, de 19 años, salió despedido del vehículo, se golpeó con el suelo y falleció después en el hospital.

Un joven de 19 años vecino de Castelserás, Luis Inglés Molías, falleció ayer a consecuencia de un accidente de tráfico que sufrió en la carretera que une esta localidad con Alcañiz, la A-1409 (Alcañiz-Aguaviva por Castelserás). El coche que conducía, según informó la Guardia Civil, se salió de la vía por el margen derecho colisionando con un talud. El vehículo siguió por esta orilla hasta empotrarse en una arqueta de hormigón, lo que hizo que el joven saliera despedido y se golpeara con el terreno.

El siniestro tuvo lugar a las 06.10. Inicialmente, Luis Inglés resultó herido grave y fue trasladado al Hospital Comarcal de Alcañiz, pero allí no fue posible salvar su vida. Falleció a las 11.15 en el quirófano de este centro sanitario.

Todos sus amigos se mostraban ayer consternados por lo ocurrido y atribuían a "un golpe de mala suerte" el accidente. Luis Inglés, que trabajaba en la construcción, era muy conocido en Castelserás, una población con menos de 1.000 habitantes. Muchos de ellos destacaban el carácter alegre y animado del joven y su disposición para ayudar a los demás. Formaba parte de un grupo de "correfuegos" de la localidad. El funeral será hoy a las 10.30 en la iglesia Parroquial del municipio.

Solo en el coche

Según relató uno de sus amigos más cercanos, Javier Andolz, sobre la medianoche del viernes al sábado, Luis Inglés y él mismo se fueron a Alcañiz en el coche de aquel para ir a la fiesta que había organizado Interpeñas como preámbulo a los festejos patronales de la localidad, que comenzaron ayer. Una vez en Alcañiz, cada uno fue por su lado, pero en torno a las seis de la mañana, como habían acordado, los dos jóvenes se reunieron de nuevo para regresar juntos a Castelserás. Al parecer, una vez que su amigo se bajó del coche ya en el pueblo para irse a su casa, Inglés decidió volver solo a Alcañiz y fue entonces cuando su vehículo colisionó con el terraplén.

Andolz confesaba ayer no saber "qué razones le llevaron a irse otra vez a Alcañiz". "El viaje de vuelta a Castelserás lo hicimos relajados, charlando animadamente y en ningún momento mi amigo dio muestras de sueño, cansancio o de no controlar el coche. Nos despedimos y ahí acabó todo", recordaba este joven, que ayer se encontraba destrozado por la pérdida del compañero, con quien había planeado cenar anoche.

El alcalde de Castelserás, Joaquín Molinos, explicó que el accidente tuvo lugar a solo un kilómetro del casco urbano, en una zona de curvas, y resaltó que la muerte de Luis Inglés "ha conmocionado a los vecinos". "La familia, muy apreciada en la localidad, está destrozada, lo mismo que todos los jóvenes, que en este municipio están unidos como una piña", indicó.

Molinos no ocultó su preocupación por el continuo trasiego de jóvenes por las carreteras de la comarca en estas fechas en que hay fiestas en muchas poblaciones y reclamó la puesta en marcha de líneas de autobuses nocturnos que trasladen a chicos y chicas de un lugar a otro.

Etiquetas