Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Malestar vecinal en Concud por el proyecto de una cementera que invertiría 150 millones

Los residentes en la pedanía de la capital crean una comisión para recabar información y manifiestan sus reticencias ante la propuesta. La industria generaría 150 empleos directos.

El proyecto para construir una cementera en Concud, barrio rural de Teruel, ha tropezado con los recelos o la abierta oposición de gran parte del vecindario. La sociedad promotora, Aricam 2001 S. L., ha iniciado los contactos para comprar el suelo necesario, 24 hectáreas, y también los trámites medioambientales. La inversión prevista asciende a 150 millones de euros y generaría 150 puestos de trabajo directos, a los que habría que añadir unos 250 indirectos. Esta iniciativa empresarial se suma a otra de parecidas características que se tramita en Torrijo del Campo, a unos 50 kilómetros de la capital.

El alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, confirmó el interés de Cementos Teruel S. L. -nombre adoptado para el proyecto por Aricam 2001- por construir una cementera en Concud, pero señaló que la tramitación está en sus primeras fases. Un vecino de la pedanía apuntó, no obstante, que "hace tiempo que un representante de la empresa negocia la compra de suelo con ofertas económicas generosas".

El proyecto ha tropezado con una fuerte oposición vecinal tanto por la falta de información como por la ubicación elegida. El pasado miércoles se celebró una asamblea en la que se decidió crear una comisión que se reunirá la próxima semana con Ferrer para conocer los pormenores.

El alcalde afirmó que, en principio, no tienen "ningún inconveniente" a la instalación de la fábrica de cemento "siempre que cumpla todos los requisitos legales y medioambientales". Para Ferrer, esta iniciativa es "un claro efecto de la finalización de la A-23".

El emplazamiento previsto para la cementera está situado entre Concud y la sierra de Palomera, a unos dos kilómetros en línea recta del núcleo urbano. En el lugar, la empresa dispone de una concesión del Ayuntamiento de Teruel para explotar una cantera de caliza que serviría de materia prima para el cemento.

Aunque el primer objetivo de los vecinos de Concud es conocer los detalles del proyecto, la opinión mayoritaria en la población es contraria a la cementera. Un vecino señaló: "No nos parece bien porque el sitio no es adecuado por su proximidad al pueblo y porque se carga todo el monte. Tampoco es apropiado para Teruel, porque el viento puede empujar el polvo hasta la ciudad".

La portavoz del PP, Emma Buj, señaló que el término municipal es "suficientemente amplio para que la instalación de una cementera no cause problemas a la población". "Vigilaremos -agregó- para que no moleste a los vecinos actuales y futuros de Concud, porque nadie quiere vivir cerca de una fábrica de este tipo".

El Instituto Aragonés de Gestión Ambiental ha iniciado la tramitación del proyecto, que deberá someterse a evaluación de impacto ambiental. Como primer paso, realizó una serie de consultas con distintos organismos y colectivos turolenses.

Etiquetas