Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Primeros pasos para que Espuña monte un secadero de jamones en Utrillas

El Ayuntamiento construirá una nave de 4.000 metros cuadrados, cuyo proyecto acaba de adjudicar, para que se instale allí la empresa agroalimentaria catalana.

El Ayuntamiento de Utrillas ha iniciado los trámites para habilitar las infraestructuras necesarias con objeto de que la firma Espuña instale en la localidad un secadero de jamones. Recientemente, el Consistorio ha adjudicado la redacción del proyecto para la construcción de una nave de 4.000 metros cuadrados en los que la empresa catalana se dedicará a la producción jamonera. Disponer de un local para usos industriales es un requisito que ha impuesto la industria agroalimentaria, que ya cuenta con dos plantas más en Utrillas, como condición indispensable para implantar las nuevas instalaciones.

El alcalde, Francisco Vilar, señaló que el Ayuntamiento no tiene otra opción que la de levantar la nave "si se pretende que Espuña fije su presencia en la localidad". De hecho, en los últimos años, se han construido un total de once naves municipales que se han alquilado a otras tantas industrias, ya que ésta es la única medida que se ha demostrado eficaz para la captación de empresas. Agregó que con el futuro secadero de jamones, la firma alimentaria cerrará en el pueblo turolense el ciclo productivo dedicado al jamón que inició hace tres años con una planta de loncheado y, posteriormente, con otra dedicada al deshuesado de perniles.

Fondos Míner

La construcción de la nave supondrá una inversión de 2,6 millones de euros, partida que el Ayuntamiento ha podido obtener de los fondos del plan Míner, creados como alternativa al cierre de las explotaciones mineras. Vilar confía en que el próximo año puedan acabarse las obras de la nave, con el objetivo de que en 2010 la empresa pueda iniciar su producción. "A Espuña le hubiera gustado que las infraestructuras estuvieran operativas en 2009, pero no puede ser. Los trámites administrativos impiden ir más deprisa", explicaba el primer edil.

La nave se levantará en un paraje próximo al pozo de Santa Bárbara. La empresa agroalimentaria ha pedido al Ayuntamiento de Utrillas el acondicionamiento' de una parcela de 15.000 metros cuadrados, 4.000 de los cuales se dedicarán a la planta propiamente dicha.

Francisco Vilar explicó que debido al elevado grado de mecanización del secadero, su puesta en marcha supondrá la creación de 25 puestos de trabajo. No obstante, sostiene que su apertura conllevará ampliaciones en los otros dos centros de producción ya existentes y, por lo tanto, un incremento de plantillas.

"Hasta ahora, Espuña ha creado unos 100 puestos de trabajo, de los cuales, el 85% es empleo femenino -explicó el alcalde-. Se estima que tras el secadero, la cifra de trabajadores dedicados a este sector se sitúe en torno a los 140 ó 150".

Planta de loncheado

Espuña comenzó su andadura en Utrillas a mediados de 2005, con la apertura de la planta de loncheado, la más moderna de Europa en este campo. La fábrica, que fue visitada en invierno de 2006 por la ministra de agricultura, Elena Espinosa, tiene una capacidad de producción de más de un millón de piezas al año -unos 25 millones de sobre o paquetes al vacío- y en su instalación se invirtieron 7,5 millones de euros.

La planta de loncheado de jamón curado cuenta actualmente con cinco líneas productivas. El 11% de su facturación se destina a la exportación. La firma pretende utilizar en un futuro el jamón de denominación de origen de Teruel como materia prima para la elaboración de sus productos.

A mediado de este año, la empresa Espuña dio un nuevo paso en sus industrias asentadas en Utrillas con la puesta en funcionamiento de otra línea productiva dedicada al deshuesado de jamones, para la cual se precisó de una inversión de 3,7 millones de euros.

Etiquetas