Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Los trámites para recuperar el balneario de Segura llegan a su fin

La recuperación del balneario de Segura de Baños, en el que los habitantes de una de las zonas más despobladas de la comarca de Cuencas Mineras han puesto todas sus esperanzas de futuro, ha dado un importante paso al ser aprobadas ya las bases para sacar a licitación su construcción. El alcalde del municipio, Pedro Millán, confía en que el concurso para su adjudicación salga publicado los próximos días en el Boletín Oficial de Aragón, de manera que los trabajos puedan comenzar en 2009.

El proyecto lleva en trámites una década, fundamentalmente, por los problemas que ocasionó la adquisición del inmueble, abandonado desde hace más de treinta años y cuya titularidad ostentaban numerosos propietarios. El alcalde de Segura de Baños recordaba las dificultades que su compra ocasionó y que retrasaron considerablemente la iniciativa. "Fue muy costoso todo, incluso firmar las escrituras del balneario, ya que sus herederos estaban repartidos por media España", indicaba el primer edil.

Ahora, con todos los trámites ya encauzados, en Segura de Baños esperan que el balneario vuelva a tener en la zona la repercusión que en su día tuvo. "Venía mucha gente. En sus mejores tiempos, se llegaban a ofrecer unos ochenta baños diarios", explicaba Millán.

Los trabajos que saldrán a licitación los próximos días afectan a la primera fase del proyecto, presupuestada en 3,5 millones de euros. Comprenden la habilitación de una veintena de habitaciones, servicio de restauración y el acondicionamiento de las instalaciones del complejo termal. En el Ayuntamiento esperan que una vez concluyan las obras, que se prolongarán unos quince meses, pueda asignarse la concesión de su explotación. "Sería deseable que fuera posible su adjudicación antes de que terminara todo el proyecto", dijo el alcalde.

Pedro Millán explicó que la totalidad de la actuación incluye el acondicionamiento de unas cuarenta habitaciones para lo cual se precisaría de una inversión de más de 8 millones de euros. "El Plan Míner nos garantiza el presupuesto de la primera fase, pero no sabemos cómo podremos financiar el resto", advertía el responsable municipal.

El balneario se encuentra ubicado a tres kilómetros del casco urbano, en medio de un paraje de gran frondosidad y belleza. Debido a su gran estado de deterioro, el inmueble será completamente reformado, aunque se deberá conservar la fachada principal por el interés arquitectónico que presenta.

Pedro Millán asegura que cuando el centro se encuentre a pleno rendimiento se necesitaría una plantilla de unos treinta trabajadores.

Etiquetas