Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

El PP reclama las grandes obras pendientes para estimular la economía

El presidente de los populares, Manuel Blasco, pide celeridad para la autovía a Cuenca, el Cantábrico-Mediterráneo y el desdoblamiento de la N-232

El PP insta al Gobierno central a agilizar las principales infraestructuras de comunicación pendientes en la provincia para paliar los efectos de la crisis económica. El presidente provincial de los populares, el senador Manuel Blasco, señaló ayer que las empresas que han trabajado en grandes obras, como la renovación de la línea ferroviaria Teruel-Zaragoza o en la autovía Mudéjar, "se han ido ya, los pisos se han quedado vacíos y las máquinas de obras públicas están paradas".

Blasco añadió que el Gobierno que preside José Luis Rodríguez Zapatero tiene en su manos dinamizar la economía provincial con la aprobación de la evaluación de impacto ambiental que frena la autovía Teruel-Cuenca y con la aceleración del corredor de ferrocarril Cantábrico-Mediterráneo, la vía de gran capacidad Monreal del Campo-Alcolea del Pinar (Guadalajara) y la autovía Zaragoza-Alcañiz-Mediterráneo.

El dirigente popular instó en particular a los parlamentarios del PSOE turolense a trabajar para que el Gobierno "se acuerde de Teruel". A juicio de Manuel Blasco, el Ejecutivo central se ha limitado en la provincia "a pagar las facturas de las obras iniciadas por gobiernos del PP". Blasco dijo que, en una reciente visita a Calamocha, comprobó que la época de "las vacas gordas, sobre todo motivada por las obras de la A-23, ya ha pasado" y el dinamismo económico ha disminuido drásticamente.

Manuel Blasco señaló que, si el Gobierno central "no tiene intención" de hacer la autovía a Cuenca o A-40, al menos debería acometer la anunciada conversión de la carretera Monreal-Alcolea en vía de gran capacidad.

El presidente del PP turolense aprovechó la valoración de los primeros cien días del gobierno central para denunciar que "ni el presidente José Luis Rodríguez Zapatero en su toma de posesión ni el PSOE han vuelto hablar del Plan de Actuación Específico para Teruel que se sacaron de la manga en la anterior legislatura".

El responsable provincial de comunicación del PP, José Luis Fortea, alertó de la difícil situación económica que atraviesa Teruel y recordó que "en los últimos seis meses se han acumulado tantas suspensiones de pagos y quiebras empresariales como en los 13 años que van desde 1993 a 2003". Añadió que en el último año, el paro ha crecido en la provincia en un 17%, con una incidencia especial entre los trabajadores de entre 30 y 44 años.

José Luis Fortea agregó que el estancamiento de la economía y, sobre todo, la paralización del mercado de la vivienda mermarán considerablemente los ingresos en impuestos del Gobierno de Aragón. Fortea añadió que las advertencias sobre la inminencia de la crisis lanzadas por el turolense Manuel Pizarro durante la campaña de las pasadas elecciones generales "se han quedado cortas".

Los dirigentes populares pusieron como ejemplo de las consecuencias que la crisis económica tiene para la provincia, la reciente aprobación judicial del concurso de acreedores para la empresa Euroquince, una de las principales del polígono industrial La Paz con sus cincuenta empleados.

Etiquetas