Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Los vecinos del Arrabal tendrán un parquin tras cuatro años de quejas

Contará con cincuenta y una plazas, cuarenta de las cuales ya están reservadas para otros tantos residentes. Las obras comenzarán tras el verano y se prolongarán un año y medio

Después de cuatro años de reivindicaciones, los vecinos del barrio turolense del Arrabal contarán, por fin, con un parquin subterráneo que acabará con los graves problemas de aparcamiento que existen en la zona, donde un buen número de viviendas no tiene plazas de garaje suficientes.

Según informó ayer el alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, que presentó, junto con la concejala delegada de Infraestructuras, Lucía Gómez, el proyecto del aparcamiento subterráneo, las obras podrían comenzar tras el verano -una vez que se hayan cumplido todos los trámites administrativos- y prolongarse por espacio de un año o un año y medio.

El parquin tendrá 51 plazas, 40 de las cuales se construirán ya con un pre contrato de propiedad que permitirá a otros tantos residentes adquirirlas. Para ello, estas 40 personas, que ya mostraron anteriormente su interés por conseguir una plaza, tendrán que hacer una preinscripción aportando 3.000 euros. Los 11 aparcamientos restantes saldrán a la venta.

Sobre el parquin, situado al final de la calle Mayor, se acondicionará una plaza. Los vecinos reclamaban inicialmente en este espacio un parque o zona verde, pero el proyecto resultaba incompatible con una estructura de aparcamientos subterráneos por lo que se acordó habilitar un espacio pavimentado que, no obstante, contará con pequeño arbolado, jardineras y un área de juegos para niños que contará con baldosa hidráulica.

"Estamos dando cumplimiento a una demanda social del Arrabal. Los vecinos se han desvivido en los últimos años porque este proyecto salga adelante", señaló Miguel Ferrer. El alcalde destacó que los primeros trabajos, consistentes en preparar el terreno para el desarrollo de las obras, ya han comenzado. De hecho, hace poco se eliminó un montículo de arcilla que frenaba el crecimiento del barrio y restaba luz a las viviendas más próximas.

Por su parte, Lucía Gómez quiso resaltar que el Arrabal ha experimentado un crecimiento importante en los últimos años y que la reciente puesta en servicio de la Vía Perimetral ha hecho que mucha gente se interese por vivir en el barrio o invertir en él.

El coste del parquin se eleva a 700.000 euros que serán aportados proporcionalmente por los 51 propietarios de las plazas. El presupuesto para la nueva plaza pública asciende a 280.000 euros, de los cuales 250.000 provienen del Gobierno aragonés.

Etiquetas