Despliega el menú
Teruel

FIESTAS DEL ÁNGEL 2008

Ferias y parques animan la ciudad

Un año más la feria llega a la explanada de los Planos. El espacio ubicado frente al Palacio de Exposiciones y Congresos vuelve a llenarse de atracciones, música y gente de todas las edades. Se trata, junto con los parques infantiles de la plaza de San Juan, de una de las zonas que más actividad presenta durante los primeros días de la Vaquilla del Ángel.

Desde la apertura del recinto ferial, a media tarde, hasta el cierre de las barracas y atracciones, a altas horas de la madrugada, turolenses y visitantes de todas las edades pueden disfrutar de su momento de diversión.

Este año, la feria cuenta con algunas novedades, entre ellas nuevas máquinas para poner a prueba el coraje de los más valientes. Una montaña rusa, unas sillas voladoras, que alcanzan una altura muy superior a la de las copas de los árboles cercanos, o un simulador virtual son algunas de las sorpresas que depara a todos aquellos que se acerquen por allí.

Los pequeños son los primeros en salir cada tarde a la calle. Participan en las actividades que en la plaza de San Juan se preparan para ellos; y luego, en las atracciones de la feria. Los castillos hinchables, las colchonetas o los tiovivos son algunas de las preferencias de los niños, aunque bien es cierto que a muchos les gustaría poder probar las atracciones de los mayores, como la montaña rusa, los coches de choque o la araña, a la que por falta de altura no pueden subir.

Las familias copan el recinto por las tardes. Mientras los más pequeños de la casa disfrutan con los colores y la música de los vistosos aparatos, los padres y abuelos esperan pacientemente a que los niños terminen su turno en una de las atracciones para pasar a la siguiente.

La noche es joven

Según avanzan las horas, y la luz va disminuyendo, son los jóvenes quienes toman el relevo. Al encontrarse la feria al lado del Palacio de Exposiciones y Congresos, donde se celebran algunos actos, sobre todo conciertos, muchos jóvenes llegan antes a las inmediaciones del Palacio, y hacen tiempo en la feria hasta que empieza el acto que han ido a ver.

Algunos se quejan de los precios de los aparatos que oscilan entre los 2,50 y los 4 euros. "Si al coste de las atracciones le sumas algo que comas y bebas aquí, te dejas mucho dinero en una sola noche", comentaba uno de los jóvenes que se acercó anoche al recinto.

Sin embargo, los feriantes se quejan de la falta de afluencia de público estos días al recinto, debido en gran medida a la coincidencia de estas fiestas con los Sanfermines.

Etiquetas