Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

La Diputación pide compensaciones para ceder el Comandante Aguado

El edificio será la sede del Museo Nacional de Etnografía a cambio de la cesión de dos naves de Platea para almacenamiento. El pleno de la Corporación Provincial aprobó ayer un protocolo de colaboración con los gobiernos central y autonómico

La Diputación Provincial de Teruel cederá en uso por un periodo de 50 años el edificio de la antigua casa de la misericordia, o también llamado Hogar Comandante Aguado de la capital, para albergar las instalaciones del Museo Nacional de Etnografía, según el protocolo de colaboración con los gobiernos central y autonómico aprobado ayer en pleno.

El protocolo, que fue rechazado por los grupos de la oposición PP, IU y CHA -según dijeron sus portavoces, por la imprecisión de la documentación-, contempla sin embargo una serie de contraprestaciones para formalizar la cesión. El Gobierno de Aragón deberá ceder por el mismo periodo de tiempo dos naves en la Plataforma Logística de Teruel, Platea, para el almacenamiento de todos los documentos que en estos momentos se encuentran depositados en el Hogar; así como financiar el equipamiento de la ampliación del Museo Provincia.

El presidente de la Diputación turolense, el socialista Antonio Arrufat, valoró positivamente este documento que permitirá suscribir convenios posteriores con los gobiernos español y aragonés con la finalidad de poner en marcha el Museo de Etnografía. Según dijo, "en primer lugar, posibilitará que el edificio se acondicione, y en segundo, la creación de bastantes puestos de trabajo. Además, se va a revalorizar el territorio".

Para el vicepresidente primero, Inocencio Martínez, del PAR, la operación no supondrá "gastos para la Diputación Provincial", al tiempo que permitirá que el organismo participe en el patronato de gestión del futuro museo junto con las otras dos instituciones. Según añadió, el edificio en la actualidad se encuentra ocupado parcialmente para almacenamiento y su recuperación para cualquier otro uso "resultaría muy costosa". Hay cálculos que cifran el valor del proyecto de adaptación del edificio para usos museísticos y de equipamiento en unos 30 millones de euros.

La ubicación en Teruel de un Museo de Etnografía, que anunció José Luis Rodríguez en su visita a Teruel durante la pasada campaña electoral, requiere un espacio de más de 12.000 metros cuadrados con objeto de mostrar una colección de 200.000 piezas, el 90% de las cuales nunca se han expuesto. En estos momentos se encuentran depositadas en el Museo del Traje, Centro de Investigación del Patrimonio Etnológico de Madrid. El futuro museo a ubicar en la capital albergará, además de la colección, una biblioteca, un archivo con más de 7.000 grabaciones de folclore español y un centro de estudios y de publicaciones.

Desacuerdo de la oposición

El protocolo para la creación del citado museo fue aprobado, no obstante, con los votos en contra de la oposición. Los portavoces del PP, IU y CHA se mostraron de acuerdo con el museo, pero no con el contenido del documento, al que los tres grupos atribuyeron falta de concreción en las contraprestaciones. El representante del PP, Luis Carlos Marquesán, justificó su postura argumentando que "en el protocolo deberían quedar reflejadas las obligaciones de las partes", y agregó que, entre otras cuestiones, no se concreta el tamaño de las naves de Platea.

Para Ana Cristina Pérez, la portavoz de IU, quedan en el aire las posibles compensaciones por parte de la DGA en el equipamiento del Museo Provincial, "que el protocolo deja a la disponibilidad presupuestaria del Gobierno de Aragón". José Navarro, portavoz de CHA, consideró que las contraprestaciones deberían ser mayores. "La Diputación tiene necesidad de nuevas oficinas y locales, por la saturación que sufre, y tras la cesión no va a contar con ningún local disponible", dijo. Se preguntó quién reformará el entorno del Hogar.

Etiquetas