Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

La Sierra de Albarracín estudiará la viabilidad de una planta de biomasa

Los alcaldes consideran que el proyecto permitiría el aprovechamiento de los residuos forestales que entrañan un grave riesgo de incendio para los bosques de la comarca.

La Comunidad de Albarracín contempla la posibilidad de instalar en la comarca una planta de biomasa que permita el aprovechamiento de los residuos forestales que se generan en los bosques.

El proyecto está todavía en fase embrionaria, de hecho es una idea, según señaló el presidente de la Comunidad, Alejandro Alonso, que ha surgido de los alcaldes y vecinos de la comarca "pero que tendrá que ser estudiada al detalle para comprobar su posibilidad de implantación".

Por el momento, los responsables de la Comunidad, entidad histórica que gestiona los intereses de 23 pueblos de la comarca de Albarracín, iniciarán una ronda de contactos con empresas que cuenten con experiencia en el sector. Alonso explicó que posteriormente, se pretende encargar un estudio de viabilidad para comprobar la rentabilidad a corto y largo plazo de estas instalaciones energéticas.

El presidente de la Comunidad de Albarracín manifestó que la idea de crear en la zona una planta de biomasa se propone como una de las medidas barajadas para evitar el grave problema que plantea la presencia de los residuos forestales procedentes de las talas de madera o los matorrales en los bosques. La acumulación de ramas secas y matorrales, como consecuencia de la escasez de tratamientos silvícolas, y la paulatina desaparición de las labores ganaderas son otros de los hechos constatados por los alcaldes de la Sierra.

Alejandro Alonso explicó que el aumento de estos residuos pone al monte "en grave riesgo de incendios cada verano", lo que causa una gran preocupación a todos los vecinos de la comarca. Según agregó, una planta de biomasa "ayudaría a suprimir estos resdiuos, y al mismo tiempo podría suponer una importante fuente de recursos para los pueblos de la comarca".

El presidente de la Comunidad de Albarracín se muestra partidario de las energías renovables y en esta línea cree que la planta sería un "interesante" medio para producir energía eléctrica, incluso facilitar combustible para calefacciones.

Escaso mantenimiento

Alejandro Alonso piensa que en la actualidad faltan tratamientos silvícolas en los montes de la comarca. Según añadió, "desde la Administración no se invierte lo suficiente en su limpieza, lo que hace que se tengan que extremar las medidas para evitar incendios".

El representante de la Comunidad explicó que se hacen "las mínimas" intervenciones silvícolas, no solo por la falta de inversiones, sino también por la ausencia de personal con edad laboral debido al envejecimiento de la población. "En los pueblos no se encuentra gente para trabajar. Antes había cuadrillas específicas para el laboreo en el monte", subrayaba Alejandro Alonso.

A esta situación hay que sumar la acumulación en los montes de restos procedentes de las talas de las subastas de la madera, sobrantes que antes eran aprovechados por los vecinos de los pueblos como combustible y que ahora, dado el cambio de las costumbres en el mundo rural, ya no se utilizan. Según dijo Alejandro Alonso, "los despojos de las talas de los pinos que se encuentran en lugares accesibles se trituran, pero los que están fuera de los caminos se amontonan sin control".

Hace diez años, miembros del Centro de Investigaciones y Recursos Energéticos, CIRCE, ya hablaron de la posibilidad de que la limpieza de los bosques podría dar lugar a la creación en la Sierra de Albarracín de una pequeña planta de biomasa de entre 1 y 10 megavatios.

Etiquetas