Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Empresas energéticas hallan en el Bajo Martín su paraíso para plantas solares

La comarca dispone de los recursos indispensables para la producción de energías renovables -agua, viento y sol- y varias industrias han creado instalaciones o prevén hacerlo.

Agua, viento y sol. Tres requisitos indispensables para las nuevas energías. Tres recursos con los que cuenta la Comarca del Bajo Martín, y que están atrayendo inversiones en energías renovables. Diversas empresas relacionadas con la energía solar, termosolar e incluso eólica llevan trabajando en los últimos años en el terreno y desarrollando a buen ritmo plantas en la mayoría de los nueve municipios que conforman la Comarca bajoaragonesa.

Según la mayoría de empresas consultadas, la zona reúne los requisitos y recursos esenciales para este tipo de proyectos: buena radiación solar a lo largo de todo el año, brumas limitadas, disponibilidad de agua y gas, posibilidades de evacuación eléctrica y terrenos llanos que requieren poca inversión en explanaciones.

Los últimos meses, dos municipios han vivido ese desarrollo energético y próximamente se inaugurarán las plantas solares de Azaila y Castelnou, con 3 y 2 megawatios de potencia instalada respectivamente, que se sumarán a los proyectos energéticos puestos en marcha en los últimos años.

A falta de los últimos retoques y de la limpieza de las calles en las que están instaladas, las plantas podrían conectar a las líneas de evacuación la corriente eléctrica generada en cuestión de semanas. De hecho, la central de Azaila, cuya propietaria es la empresa aragonesa Enática, hará coincidir una jornada de puertas abiertas con el día de la Comarca, que se celebrará el próximo 7 de junio en la localidad.

La huerta solar de Azaila se encuentra sobre un terreno de 150.000 metros cuadrados alquilados a un particular. Dispone de 15.000 placas solares que pueden suministrar la energía necesaria para 1.000 familias. Sus instalaciones están permanentemente vigiladas por un sistema de cámaras de video que detectan cualquier movimiento en el recinto y permiten conocer en tiempo real los fallos que pudiesen surgir en la planta a través de Internet, según explica José Alfambra, técnico de mantenimiento de Enática.

En Castelnou, la empresa navarra Ingeniería Medioambiental Helios ha concluido los trabajos de instalación de una planta solar de 2 megawatios en una superficie de unos 65.000 metros cuadrados. Ya cuenta con licencia municipal aprobada para 4 MW más y trabaja actualmente en la construcción de la segunda fase con la que elevar a 6 megawatios su producción.

También en este municipio a orillas del Martín la empresa Avantia pretende instalar una planta termosolar de 50 MW, cuyo proyecto se encuentra "muy adelantado", según el alcalde de Castelnou, José Miguel Esteruelas. La localidad también cuenta desde hace unos meses con un medidor de viento instalado que está arrojando "buenos datos", señala Esteruelas, para la instalación de un parque eólico de 100 MW de potencia en dos grupos de 50 MW cada uno de ellos.

La mayor de Aragón

Otros proyectos, como la central termosolar que Iberdrola tiene pensado instalar entre Azaila y La Puebla de Híjar, se encuentran más retrasados. La central diseñada es la mayor de sus características en Aragón y, cuando entre en funcionamiento, será la segunda mayor de España. Está en tramitación administrativa a falta de la resolución de impacto ambiental por parte del INAGA, según indicó Francisco José López Martínez, gerente de desarrollo de negocio en Aragón de Energías Renovables de Iberdrola.

La planta termosolar ocupará unas 200 hectáreas, con una potencia de 50MW. La inversión ascenderá a unos 200 millones de euros y la empresa prevé finalizar su construcción a finales de 2009 o principios de 2010. "En cuanto nos dé el visto bueno el INAGA, pediremos la licencia de obras para iniciar su construcción", señala López.

Iberdrola, que actualmente trabaja en diez proyectos de este tipo en España, no descarta ampliar su presencia energética en la provincia de Teruel: "Nos gustaría complementar esa planta con algún parque eólico", indica.

En Albalate del Arzobispo, el Ayuntamiento ha reservado 80 hectáreas para futuros proyectos solares y en Híjar varias empresas han mostrado interés por desarrollar iniciativas energéticas.

Etiquetas