Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Tres mil euros de multa y 40 días de trabajos a la sociedad por ir a 123 por hora en una calle

Primera sentencia en la provincia por un delito contra la seguridad vial tras endurecerse la ley a finales de 2007.

El Juzgado de lo Penal de Teruel ha condenado al pago de una multa de casi 3.000 euros y a cumplir 40 jornadas de trabajo en beneficio de la comunidad a un joven de 27 años, Pascual B., que circulaba a las 19.01 horas del pasado 24 de abril por la recién inaugurada Vía Perimetral -también conocida como avenida Conexión de Barrios de la capital turolense- a 123 kilómetros por hora, cuando la velocidad máxima permitida son 50 kilómetros por hora, por tratarse de una vía urbana.

La juez de lo Penal estima que el procesado, juzgado por estos hechos el pasado día 12, es responsable de un delito contra la seguridad vial y le impone también la privación del derecho a conducir vehículos de motor y ciclomotores durante un año y medio y las costas del proceso. Se trata de la primera sentencia que dictan los juzgados turolenses tras la reforma del Código Penal el año pasado en materia de tráfico, la cual tuvo por objeto aumentar el control de la circulación calificando como delitos conductas que antes constituían solamente una infracción administrativa.

En libertad

La juez ha sido benévola, pues aun admitiendo expresamente en su sentencia que ha asumido las tesis inculpatorias esgrimidas por el Ministerio Fiscal desestimando, a su vez, las de la defensa, no le aplica al procesado los seis meses de prisión y la privación del derecho a conducir por un periodo de tres años que solicitó en sus conclusiones definitivas la acusación pública.

La titular del Juzgado de lo Penal de Teruel explica en su sentencia que ha optado por la pena de multa en lugar de la de prisión debido a la ausencia de antecedentes penales del acusado por delitos del tipo al que pertenece la infracción cometida. Pascual B. sí fue condenado anteriormente, en cambio, a tres años de cárcel por un delito contra la salud pública.

También se inclina por la multa debido al escaso margen que ha determinado la sanción penal, pues teniendo en cuenta que el radar puede equivocarse en un 7%, Pascual B. debería haber conducido a 117 kilómetros por hora para no incurrir en la comisión de un delito contra la seguridad vial y lo hizo a 123 por hora. El Código Penal castiga a quien condujere un vehículo a velocidad superior en 60 kilómetros por hora en vía urbana -como es el caso- o en 80 kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente. Por ello, el procesado solo supera en seis kilómetros por hora la velocidad que obliga a hablar de delito.

En la sentencia, se califica de "contrario a las reglas de la lógica" el argumento exculpatorio que expuso Pascual B. en el juicio y que fue justificado por el perito que llevó la defensa a la sala. En él se decía que el acusado circulaba a 45 kilómetros por hora en sexta marcha y que cuando quiso cambiar a quinta velocidad, se equivocó e introdujo la tercera marcha en la caja de cambios, por lo que se accionó el turbo de su coche y el vehículo le dio un tirón aumentando repentinamente la velocidad.

Además de considerarlo ilógico, el Juzgado de lo Penal estima que el testimonio de uno de los dos agentes de la Policía Local que declararon en el juicio echa por tierra la tesis del acusado. Dicho agente aseguró que desde el punto en el que estaba apostado junto al radar vio acercarse al turismo conducido por el acusado a gran velocidad, sin apreciar cambios bruscos en la marcha del coche. La Vía Perimetral une el barrio de la Fuenfresca y la carretera de Alcañiz, los dos extremos de la ciudad, a lo largo de cuatro kilómetros. La infracción de Pascual B. fue detectada en una recta descendente.

Otro caso

Otro joven, B. V. F., de 21 años de edad, será juzgado en Teruel por un presunto delito contra la seguridad del tráfico. En este caso, el radar de la Policía Local detectó que el vehículo iba a 148 kilómetros por hora también por la Vía Perimetral. Como medidas cautelares, se le ha retirado el carné y decomisado el coche.

Etiquetas