Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

La máquina para limpiar grafitis pasa las primeras pruebas con éxito

El vehículo, que manejan operarios del Ayuntamiento de Teruel, ha sido financiado por la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico y el Gobierno de Aragón.

Una caseta de piedra para almacenar útiles de jardinería y el mobiliario infantil del parque de los Botánicos han sido los primeros elementos de la ciudad en los que se ha probado con éxito la máquina hidrolimpiadora de grafitis, que acaba de adquirir la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de Teruel.

El vehículo, que desde ayer se ha puesto al servicio de todas aquellas entidades públicas y particulares que deseen limpiar sus inmuebles de pintadas, fue objeto de una demostración en una área de la ciudad que está sufriendo las consecuencias de actos vandálicos.

El alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, manifestó que la adquisición de esta máquina responde a una preocupación del Ayuntamiento y de los comerciantes y vecinos del Casco Histórico por la proliferación de pintadas tanto en el patrimonio monumental como en edificios particulares. "La limpieza y la imagen de la ciudad son una de las grandes preocupaciones del actual equipo de gobierno, y las pintadas ofrecen un aspecto sucio de Teruel", explicaba Ferrer.

La iniciativa ha sido posible a través de un convenio suscrito entre la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico, el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento. Mientras que los dos primeros han financiado los 12.000 euros que ha costado el quipo con el 20 y el 80%, respectivamente, el Consistorio aporta los técnicos y operarios para el manejo del mismo. De hecho, ya han recibido un curso formativo en Tarrasa (Barcelona).

Los técnicos municipales planificarán a partir de ahora el trabajo de limpieza, en el que se establecerán prioridades, dependiendo del interés general de los edificios en los que se va a intervenir. Primero se actuará en el Centro de la ciudad y en los monumentos del patrimonio histórico afectados, y después en otras áreas de la capital.

También evaluarán la forma de intervención y los materiales de los muros en los que se efectuará el tratamiento con el objeto de evitar productos que puedan resultar excesivamente agresivos para los monumentos. La limpieza de las pintadas en la que ayer se intervino resultó especialmente complicada, según explicaron los técnicos, debido a la porosidad de la piedra tratada. "Además -agregaron- se ha utilizado pintura plateada que tiene elementos metálicos y que se adhieren todavía más". Tras cubrir las pinturas con productos decapantes, la máquina hidrolimpiadora disparó agua caliente -entre 40 y 50 grados- a presión, que disolvió por completo los grafitis.

El alcalde explicó que si bien la mayoría de las pintadas son firmas o borrones que no obedecen a ninguna manifestación artística, el Ayuntamiento se ha planteado la posibilidad de habilitar un espacio "para acoger a los grafitis que realmente tienen interés".

El gerente de la Asociación de Comerciantes, Rodolfo Pangua, señaló que se han recibido más de 50 solicitudes para limpiar edificios, lo que supone un 20% del total de grafitis que hay en la ciudad. Confió, no obstante, en que a partir de ahora crezca la demanda.

Etiquetas