Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

El Justicia reclama más plantas para eliminar purines como la de Peñarroya

Considera que el uso del estiércol porcino como abono no es una solución con garantías ambientales.

El Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, considera que la eliminación de los purines del porcino mediante plantas de tratamiento como la que próximamente se inaugurará en Peñarroya de Tastavins con cargo al programa europeo Life Es-Wamar es la solución más adecuada para evitar los problemas ambientales que genera este residuo ganadero.

García Vicente señala en una sugerencia emitida en abril que otra medida aplicada para dar salida al estiércol dentro del programa Life Es-Wamar -su distribución controlada como abono agrícola- no resuelve el problema con garantías medioambientales. Entiende que la contaminación por purines es el "principal freno" al sector porcino.

La planta de Peñarroya, pionera en gestión de estiércoles a nivel europeo, se inaugurará a finales de mes o principios de junio. Con esta nueva instalación, "única en toda España", según el jefe de la obra, Adrián Peguero, se confía en solucionar el problema de exceso de purines que padece el municipio.

La planta que construye Tedagua cuesta 1.200.000 euros, aportados a partes iguales por el programa Life y la DGA. Pese a que el proyecto supone un incremento en los costes para los ganaderos, ya de por si muy castigados por la crisis que padece el sector, la mayor parte de los criadores de porcino de Peñarroya forman parte del proyecto. Tendrán que pagar 3,5 euros por metro cúbico de purín tratado.

El alcalde, Francisco Esteve, confía que esta iniciativa sirva para mantener el volumen de producción actual, dado que sin esta solución la situación del municipio habría sido "insostenible" por la gran cantidad de purín que producen las explotaciones. Debido a la dificultad que conlleva el transporte del excedente a otras áreas deficitarias, tanto por las grandes distancias como por la orografía del terreno, se ha optado por la depuración.

La instalación podrá tratar 130.000 metros cúbicos de estiércol anuales. De este total, entre 80.000 y 100.000 provienen de Peñarroya, por lo que Tedagua negocia la implicación de las granjas de localidades vecinas. La planta, cuya construcción está muy avanzada, contará con una nave que almacenará los restos sólidos, que se comercializarán como fertilizantes. Tras el proceso de depuración del purín (compuesto en un 90% de líquidos), el agua se destinará al riego.

Una de las principales novedades de la planta es la instalación de colectores de impulsión para que el 20% del purín llegue al punto de tratamiento mediante tuberías. "Esperamos que en poco tiempo todos los deshechos lleguen así o, al menos, el 95%, porque es más cómodo y económico para todos", dijo Peguero.

La sociedad municipal Tastavins Centro Gestor de Estiércoles y la empresa gestora Tedagua han firmado un contrato para desarrollar el proyecto, la construcción y explotación de la planta durante diez años, con un coste de 3.150.000 euros. Este proyecto debe servir como referencia para otras zonas con elevada presión ganadera.

El programa Life cuenta con un presupuesto de 7 millones de euros en Aragón y 3 años de duración. Afecta, además, a la zona de Tauste y al Maestrazgo, donde se desarrollan otros proyectos de gestión de purines mediante su uso como abono.

Etiquetas