Despliega el menú
Teruel
Suscríbete

TERUEL

Un tren con 248 pasajeros, parado una hora por avería

Un tren TRD (Tren Regional Diésel) que cubría ayer tarde el trayecto Valencia-Teruel-Zaragoza-Huesca estuvo parado durante una hora en la estación de Monreal del Campo a causa de una avería técnica. El convoy, de doble composición y con un total de 248 pasajeros a bordo, había llegado ya a la estación de Teruel procedente de Valencia con un retraso de una media hora, por lo que los viajeros no ocultaban ayer su malestar por la importante demora que arrastraba el servicio.

"Esto es vergonzoso. Pienso poner una reclamación en cuanto llegue a Huesca. Creo que no hay derecho a que el tren de Teruel funcione tan mal. No es la primera vez que lo cojo, y siempre ocurre algún percance", manifestó una de las pasajeras, María Ángel Méndez, que viajaba de Teruel a Huesca.

Sin explicaciones

Los viajeros se quejaban también de que ningún empleado de Renfe ofreció una explicación sobre el parón que sufrió el tren en Monreal del Campo. La mayoría de los pasajeros permaneció en sus asientos, pero hubo grupos de jóvenes que optaron por bajar del tren al alargarse el tiempo de interrupción del viaje.

Desde Renfe indicaron que el tren permaneció en Monreal del Campo el tiempo necesario para que fuera subsanada la avería técnica. El convoy llegó a esta localidad del valle del Jiloca sobre las 19.20 y volvió a arrancar alrededor de las 20.20 horas. En condiciones normales, este tren sale de Valencia a las 15.47, llega a Teruel a las 18.17, hace su entrada en Monreal del Campo a las 18.55 y en Zaragoza, a las 20.36. El convoy continúa hasta Huesca con llegada a las 21.39 horas. Sin embargo, los pasajeros ya preveían que no llegarían a la última estación antes de las 23.00 horas.

Fuentes de la compañía ferroviaria puntualizaron que la máquina estropeada no es ninguna de las dos que han llegado en los últimos meses a la línea tras ser sometidas a una revisión y puesta a punto.

Precisamente, ante la frecuencia con que se averiaban los cinco trenes que circulan por esta línea, Renfe optó hace unos meses por someter a una puesta a cero a todos los convoyes, dos de los cuales ya han sido revisados y mejorados. Los problemas más frecuentes se producen en los motores y en el sistema de apertura de las puertas.

El proceso de puesta a cero iniciado por Renfe en la flota de trenes de la línea Valencia-Teruel-Zaragoza supone que el índice de fiabilidad de estas unidades -kilómetros recorridos sin sufrir averías- pasa de 40.000 a 90.000 kilómetros.

El paso siguiente previsto por la compañía ferroviaria es incorporar a la línea, a partir del primer trimestre de 2009, tres trenes S-598 totalmente nuevos que en la actualidad se están frabricando. Esta renovación del material queda incorporada al convenio firmado el pasado diciembre entre DGA y Renfe para seguir prestando los servicios regionales.

Etiquetas