Despliega el menú
Teruel

TERUEL

La Casa Grande de Allepuz se integrará en la red de hospederías de Aragón

Sale a licitación el equipamiento y la explotación de esta infraestructura hostelera. El proyecto de recuperación del edificio del siglo XVI se remonta al año 2003.

El Ayuntamiento de Allepuz comienza a ver con más claridad el proyecto de habilitación de la Casa Grande como hospedería, una actuación cuyos inicios se remontan al año 2003.

La convocatoria del concurso para adjudicar el equipamiento de estas infraestructuras por 660.000 euros, así como su explotación, estos últimos días, han hecho concebir nuevas esperanzas al Consistorio, que confía en que el proyecto contribuya a la dinamización turística de la localidad.

El alcalde, Joaquín Villarroya, señaló que todo el pueblo "está deseoso de que empiece a funcionar la hospedería, porque la Casa Grande es el edificio más emblemático de Allepuz y es como si fuera un poco de todos".

La casa grande, un inmueble palaciego del siglo XVI, será el segundo alojamiento de la provincia integrado dentro de la red de hospederías de Aragón -la primera fue la de La Iglesuela del Cid-, y según Joaquín Villarroya, el Gobierno de Aragón velará especialmente por adjudicar la gestión de esta infraestructura hotelera a la empresa más conveniente. "Pensamos que la suerte futura y el acierto de la hospedería dependerán de que sepa llevarla la empresa a la que se le adjudique", explicaba Villarroya. "Esa imagen primera que tenga la instalación será fundamental", agregó.

Un total de 24 habitaciones

La hosdepería, con una superficie de más de 1.400 metros cuadrados, contará con un total de 24 habitaciones -entre ellas varias suites-, además de comedor y bar-cafetería. Se han mantenido las fachadas del edificio de sillería rematadas con una galería renacentista, así como ciertos elementos arquitectónicos y decorativos. La idea es que disponga de una categoría correspondiente a tres o cuatro estrellas, una característica que, a juicio del alcalde, posibilitará que la comarca cuente con un alojamiento "de calidad".

La Casa Grande fue adquirida por el Ayuntamiento a sus propietarios en 1929 y desde entonces se le ha dado distintos usos, pero siempre, insuficientes para su gran capacidad. "Ha estado infrautilizada", explicaba el primer edil, quien afirmó que el inmueble se convirtió durante la Guerra Civil en hospital, después fue cuartel de la Guardia Civil, y más tarde escuela y comedor escolar. El Ayuntamiento comprobó al final que el gran edificio requería importantes cantidades para su mantenimiento.

La localidad goza en los últimos años de un cierta actividad turística y de servicios que el Ayuntamiento espera que se incrementen con la apertura de la hospedería. De hecho, se han abierto tres hostales, uno de ellos en una antigua fábrica de harinas, y está en construcción un hotel de 40 habitaciones.

Joaquín Villarroya espera que estos proyectos se complementen con las mejoras de la carretera que enlaza con las pistas de esquí de Valdelinares, un tramo de tan solo 15 kilómetros, que incrementaría notablemente el potencial turístico de Allepuz. La obra es una antigua reivindicación de la localidad para la que nunca parece haber presupuesto, según dice el edil.

Etiquetas