Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Un hombre y su hijo son detenidos por presunta venta de hachís en centros escolares

La Policía arrestó a ambos el pasado jueves, después de verlos merodear por la Ciudad Escolar de la capital turolense. La investigación sigue para identificar a los menores que trataban con los sospechosos.

Funcionarios policiales de la Comisaría de Teruel detuvieron la semana pasada a un hombre de 48 años de edad y vecino de Olocau (Valencia), cuyas iniciales son J. F. C., y a su hijo, C. F. G., de 16 años, como sospechosos de suministrar hachís a estudiantes de varios institutos de Enseñanza Secundaria de la capital turolense.

Según fuentes oficiales, el padre se desplazaría con su hijo desde su localidad hasta Teruel con la droga y, una vez en la ciudad, sería el menor quien se encargaría de contactar con alumnos y ex alumnos en las inmediaciones de los centros educativos, a quienes vendería la droga para su consumo y, en ocasiones, también para trapichear con ella.

Los dos detenidos y un amigo del menor, J. V. B., de 17 años y vecino de Villastar, fueron vistos sobre las 8.30 del pasado jueves en el interior de un vehículo en la Ciudad Escolar por agentes de la Policía de Teruel que realizaban un servicio de prevención del consumo de estupefacientes entre estudiantes de institutos. Su presencia infundió sospechas a los policías por lo que estos les pidieron que se identificaran y también que explicaran por qué se encontraban allí.

Según el relato de la Policía, aunque J. F. C. afirmó que había acudido al lugar para dejar en el instituto a su hijo y al amigo de este, los agentes optaron por vigilar y seguir al vehículo, pudiendo comprobar que los menores no entraban en ninguno de los institutos de Teruel sino que al llegar a la zona del Puente Nuevo descendían del coche y se dirigían andando hacia el Centro Histórico.

En un cacheo practicado a los dos menores, la Policía encontró una tableta de hachís de 105 gramos de peso en el bolsillo del pantalón de C. F. G., un hecho que motivó su detención. El paso siguiente fue la localización del padre del menor y el registro de su vivienda en Olocau, donde la Policía encontró varias bolsas con restos de cocaína, dos balanzas de precisión, una pistola cuya tenencia era ilegal y 1.260 euros.

Contactos

Ahora, la investigación continúa para identificar a los menores que contactaban con el detenido, cinco de los cuales ya han sido localizados. Fuentes próximas a la investigación explicaron que para ello se están revisando los mensajes que por teléfono móvil se enviaban unos a otros. La Policía piensa que los detenidos operaban por todo Teruel si bien se ha constatado que tenían relación con alumnos de dos institutos de Enseñanza Secundaria en particular.

Las mismas fuentes indicaron que los detenidos podrían llevar actuando apenas unas semanas, un mes, a lo sumo. No es previsible que se produzcan nuevas detenciones al entenderse que el resto de los implicados son meros consumidores de estupefacientes.

El alcalde de Teruel, Miguel Ferrer, calificó ayer de "muy buena noticia" la detención de los dos presuntos traficantes de droga y afirmó que es necesario "cortar el suministro" de sustancias estupefacientes para evitar en los jóvenes la drogodependencia. Destacó que si bien en Teruel el nivel de venta y consumo está por debajo de otras ciudades, "el problema existe igualmente y hay que trabajar a fondo para acabar con él". "Las actuaciones policiales -continuó- llevan su tiempo y discurren en silencio, pero afortunadamente dan sus frutos".

Etiquetas