Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Luis Miguel Benedicto: "Tenemos que asumir que algún proyecto fallará"

El gerente de la Sociedad para la Promoción y Desarrollo Empresarial, Suma-Teruel, ha comenzado a promocionar esta entidad, solicitada por el propio sector, con la que proporcionan a los promotores interesados apoyo financiero temporal para arrancar.

Hace unos días, el consejero de Economía comentó que ya se habían iniciado contactos con una veintena de empresas, ¿se ha materializado algún proyecto?

Ya hay una empresa que hemos empezado a financiar a través de un préstamo participativo y yo creo que en unas semanas la daremos a conocer.

La Sociedad para la Promoción y Desarrollo Empresarial se constituyó hace un año, pero en realidad su funcionamiento se limita a los últimos cuatro meses. ¿Qué respuesta está teniendo por parte del sector?

Estamos recibiendo proyectos y, además, de los que nos interesan y que pueden encajar en nuestras vías de financiación, al contrario de lo que pensábamos, que podría venir gente buscando subvenciones a fondo perdido. Ahora estamos dando a conocer personalmente la iniciativa a las comarcas, a agentes de desarrollo o a entidades financieras, y pensamos que hay buena predisposición.

¿No encuentran reticencias?

No. Todas las instituciones que he visitado valoran el interés de esta iniciativa y dicen que ya era hora. Entienden que es una oportunidad y un instrumento más. La acogida en principio es muy buena, otra cosa es que tengamos una avalancha. Estamos hablando de Teruel, de nuestro objetivo con las empresas medianas y de que este año el mercado financiero no está en su mejor momento.

¿La sociedad se ha marcado algún plazo en cuanto a volumen de proyectos a concretar?

Tenemos un capital social de 12 millones de euros y la idea es agotar este fondo, que pensamos que es suficiente. No obstante, si las cosas fuesen tan bien que resultara insuficiente se podría ampliar capital. No se han marcado objetivos sobre el volumen de empresas. Pero sería triste que después de que esta medida se ha pedido desde el propio sector no hubiera empresas suficientes.

¿La crisis económica, que según los expertos estamos atravesando, afectará al trabajo de la sociedad?

El tema de la crisis de alguna manera se transmite a las empresas. Si el banco dice que hay que ser prudente, el empresario al final lo es. Nosotros podemos intentar compensar ese efecto, pero no dejamos de necesitar que le den a los emprendedores interesados en poner en marcha un proyecto una línea de crédito, que a veces se puede cuestionar.

Usted ha estado como agente de desarrollo en la Cuenca Minera Central, donde se han dado ejemplos de proyectos fallidos. ¿Hay algún riesgo de que eso ocurra con Suma?

Nosotros hacemos un profundo estudio de viabilidad. Y, por otro lado, este instrumento es diferente a los anteriores programas que se han establecido en la provincia, porque no ofrecemos ayudas a fondo perdido, sino financiación, con lo cual, aquello de cojo el dinero y me voy va a resultar más difícil. Además, vamos a hacer un seguimiento continuado. Pero todas empresas tienen un riesgo y tenemos que asumir que alguna caerá.

En la Cuenca Minera Central han cerrado varias empresas en el último año. ¿Cuál cree que ha sido el problema?

Puede deberse a circunstancias de mercado; que al principio un producto puede ir bien y luego no. De cualquier manera, pienso que se ha podido apostar mucho por los de fuera, por las empresas que vienen y que solucionan la papeleta momentáneamente, pero que cuando surgen problemas coyunturales posiblemente son las primeras que se van. A lo mejor es más interesante apoyar a empresas más pequeñas que tienen una vinculación con el territorio, porque, al fin y al cabo, son las que permanecen.

¿Cuáles son los proyectos por los que están más interesados?

A la hora de valorar los proyectos se va a tener en cuenta, primero, que sean viables, técnica, económica y financieramente, y luego, la capacidad de crear empleo; si es femenino, si se invierte en I+D, y donde se sitúe. No es lo mismo en Teruel capital que en un pueblo pequeño, o en zonas más necesitadas.

¿Qué sectores pueden ser susceptibles de lograr un mayor desarrollo en la provincia?

No me gusta hablar de sectores prioritarios, porque parece que se quieran limitar los campos. La idea es apoyar a todos. Es lógico que, por el peso que tiene en la provincia, recibamos del agroalimentario y del turismo, pero también queremos apostar por empresas de las que carecemos para diversificar la actividad productiva. Por ejemplo, en I+D.

¿El Suma fue un instrumento demandado por el propio sector?

Sí, se planteó en la reunión en Moncloa, previa al Plan Estratégico de Teruel, para cubrir un vacío financiero.

Etiquetas