Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Los empleados de Limpieza reclaman una alternativa a su sede "cochambrosa"

El Ayuntamiento resolverá el contrato con la empresa G&C que debía construir las nuevas dependencias, que no se han empezado a edificar cuando tendrían que estar terminadas.

Los trabajadores del servicio de Limpieza del Ayuntamiento de Teruel reclaman una solución rápida a las condiciones "tercermundistas y cochambrosas" en las que se encuentran sus instalaciones, situadas en la ronda de Dámaso Torán. Los representantes sindicales de la plantilla denunciaron la pésima situación de los locales que utiliza el personal de Limpieza en el Comité de Seguridad e Higiene municipal -integrado por delegados de los sindicatos y miembros de la Corporación- celebrado en la mañana del martes.

Los representantes de los trabajadores denuncian que la actual sede del servicio "no reúne condiciones" y reclaman un compromiso de mejora a corto plazo. Entre las carencias, destaca la falta de espacio, las taquillas insuficientes y deterioradas -algunas fueron retiradas de la Policía Local cuando renovó sus instalaciones-, la falta de duchas -hay dos, pero ninguna está operativa- y la escasez y deficiente mantenimiento de los baños, que, además, están unificados a pesar de que debería haber uno para cada sexo al convivir en la misma plantilla hombres y mujeres.

El local, de unos sesenta metros cuadrados, sirve a la vez de vestuarios para 44 trabajadores, almacén, oficina y cochera. Allí se guardan los 15 carros de limpieza y una furgoneta. Las paredes están cubiertas de desconchones y, cuando llueve, aparecen goteras.

Un trabajador de Limpieza afirmó que las actuales instalaciones no superarían una inspección de Sanidad. "Si esto sigue abierto -continuó- es porque depende de una Administración, pero es intolerable". Un compañero agregó: "Primero no lo quisieron reformar porque iban a demoler todo el edificio para liberar la muralla -adosada al edificio municipal- y luego porque nos iban a trasladar a una nueva nave, pero nada de eso ha ocurrido".

El concejal delegado de Limpieza, Julio Esteban, admitió que existe "malestar" en la plantilla por las condiciones de su sede. Añadió que si no se han mejorado ha sido porque el Ayuntamiento confiaba en un pronto traslado a una nueva nave prevista en San Julián. "Somos conscientes del problema", señaló.

Las esperanzas de la plantilla de mejorar su situación se han visto frustradas con la paralización del proyecto para construir una nave en la que se centralizarían las dependencias de Limpieza. La construcción fue adjudicada a la empresa G&C por 740.000 euros. El contrato correspondiente se firmó el 12 de julio de 2007 y la duración de las obras era de 6 meses, con lo que deberían haberse terminado el pasado mes de enero. La realidad es que los trabajos no se han iniciado y, debido a los problemas financieros de G&C, es poco probable que se inicien a corto plazo. La constructora también ha paralizado las obras de ampliación del Palacio de Justicia, ya iniciadas.

Los trabajadores de Limpieza ya plantearon su malestar en el Comité de Seguridad e Higiene del pasado mes de enero, pero entonces se les dijo que la nave alternativa se había iniciado ya. El concejal del PP José Miguel Hernando reprochó al equipo de gobierno PAR-PSOE en la Comisión de Contratación del pasado martes que "no haya realizado ningún seguimiento del proyecto, que tres meses después de que debiera haberse ejecutado sigue sin empezarse".

Constructora expedientada

La concejala delegada de Contratación, Carmen Alonso, explicó que el Ayuntamiento acaba de abrir un expediente a G&C para la resolución del contrato por su incumplimiento. Alonso añadió que, una vez concluido este trámite, el Consistorio deberá decidir cómo retoma el proyecto.

La falta de un local con capacidad suficiente para el servicio de Limpieza obliga a estacionar los cinco camiones de recogida de basura a la intemperie en la explanada situada junto al parque de bomberos, unos terrenos que cede la Diputación Provincial.

Etiquetas