Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Los administrativos y auxiliares municipales del consistorio de Teruel amenazan con huelga

Reclaman subidas salariales que compensen todas las pérdidas de poder adquisitivo que llevan acumuladas desde hace años. En una asamblea, pidieron ayer la dimisión de la delegación sindical en las negociaciones laborales del Ayuntamiento.

Los administrativos y auxiliares administrativos del Ayuntamiento de Teruel, en total unos sesenta trabajadores, se mostraron en la asamblea que celebraron ayer a favor de ir a la huelga para reclamar subidas salariales. Se consideran un colectivo laboral ignorado por los sindicatos y por los responsables políticos, lo que les ha comportado pérdida de poder adquisitivo desde 1992. El paro podría comportar la paralización del funcionamiento burocrático del Consistorio.

Los participantes en la asamblea, celebrada en el Centro Social del Arrabal, acordaron pedir la dimisión de los representantes sindicales en la Mesa General de Negociación del Ayuntamiento -órgano encargado de las negociaciones laborales municipales- porque, según indicó un portavoz de los administrativos, "no representan" a este grupo de empleados.

Un portavoz del colectivo afirmó que los sindicatos presentes en la Mesa de Negociación -UGT, CC. OO. y CSIF- no tienen en cuenta las demandas de administrativos y auxiliares. "Otros colectivos laborales -explicó uno de los trabajadores de la asamblea- han mejorado su situación en los últimos años pero a nosotros nos han ignorado. Ya es hora de que nos toque".

Administrativos y auxiliares han protagonizado varias acciones de protesta en los plenos municipales denunciando el incumplimiento de compromisos por parte de los responsables políticos, el empeoramiento de sus condiciones salariales y el rechazo a la labor que desarrolla la Mesa de Negociación. Reclaman también una negociación directa con los concejales sin pasar por los sindicatos.

Un portavoz de los administrativos explicó que la gran mayoría de los asistentes a la asamblea de ayer se mostraron "a favor" de la huelga, una medida que podrían tomar a corto plazo si la actual situación no se corrige. Reconoció, no obstante, que, "sin el apoyo de los sindicatos, convocar un paro es mucho más complicado".

Muñoz: "No negociaré"

El concejal delegado de Personal, Luis Muñoz, reiteró que no mantendrá negociaciones por separado con colectivos laborales municipales: "No quiero ni puedo ni debo porque ya hay un órgano creado por ley, la Mesa de Negociación, que tiene las competencias al respecto".

Muñoz admitió, no obstante, en el último pleno que la Mesa de Negociación carece de operatividad. Señaló que la aprobación del acta de la reunión anterior se puede demorar durante más de una hora y que la simple decisión de la categoría laboral que abre las conversaciones puede atascar el proceso. El concejal señaló que hay que tener en cuenta que la Mesa de Negociación es un órgano de nueva creación.

Para mejorar la agilidad de las negociaciones, Muñoz anunció la creación de un grupo de trabajo más restringido en el que se desarrollen los debates para que el plenario de la Mesa se limite a votar las propuestas debatidas previamente. Añadió que el proceso negociador arrancará por las categorías laborales más bajas y es prioritario conocer el monto económico que suman todas las peticiones para ver si es asumible para el presupuesto municipal.

En la Comisión de Régimen Interior, el grupo municipal del PP preguntó al concejal delegado de Personal qué medidas piensa adoptar ante las protestas que llevan a cabo los administrativos y los auxiliares. El concejal popular José Miguel Hernando recordó que este colectivo laboral recibió con abucheos a los miembros de la Mesa de Negociación en la última reunión de este órgano. El PP criticó también que la Comisión de Régimen Interior no se hubiera reunido desde hace dos meses.

Etiquetas