Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Los residentes de La Estanca continúan en el campin a la espera del desalojo

La empresa encargada de gestionar el complejo aún no ha comunicado a los inquilinos el cierre ordenado por el Ayuntamiento. Los gestores se reunirán hoy con los residentes.

Las instalaciones del campin de La Estanca han cerrado sus puertas de cara al público. Tras dos apercibimientos de cierre por parte del Ayuntamiento de Alcañiz, esta mañana el restaurante y la zona de acampada han cesado su actividad.

Sin embargo, varias familias que residen allí no se han movido. Viven en bungalós desde hace años y están empadronadas con esta dirección. Entre los residentes reina el desconcierto. De momento nadie les ha avisado de que tienen que abandonar sus viviendas. A pesar de la orden que la empresa gestora ha recibido del Consistorio para que se clausure, los vecinos que viven en las instalaciones continúan haciendo uso de ellas. "Resido en un bungaló desde hace años y estoy empadronado en Alcañiz. Aquí nadie sabe nada, nos hemos enterado por los periódicos de que el Ayuntamiento va a cerrar este complejo por la fuga de residuos", afirma Félix Moral, uno de los residentes.

Ayer se produjo una reunión entre miembros del Ayuntamiento y los empresarios gestores del campin para aclarar los puntos conflictivos de esta situación, como qué hacer con los inquilinos y barajar las posibles soluciones a corto plazo. Por ahora, los empresarios del campin han solicitado calma a los residentes y piden prudencia a la hora de hacer declaraciones.

A la espera de que se produzca cualquier cambio, a día de hoy el campin ha cerrado sus puertas a nuevos usuarios pero permite el uso de las instalaciones a los vecinos que ya estaban ocupando el complejo. "A los que tenemos alquilado de forma permanente el bungaló no nos han comunicado nada. Los que están aquí de forma momentánea pueden cumplir su contrato, pero no renovarlo. Para todos los demás, las instalaciones están cerradas, no se puede acampar", explica Moral. De hecho, una excursión de turistas franceses tenían una reserva para la semana que viene. Un servicio que el campin no ha podido ofrecer a estos visitantes debido a la situación actual.

Hoy se tiene previsto que se produzca un encuentro entre la empresa concesionaria del campin y los vecinos que residen en el complejo. "Esperamos que nos comuniquen a qué conclusiones han llegado después de haber hablado con los responsables del Ayuntamiento. Estamos desconcertados, no sabemos qué medida será la que adopten. Es posible que nos echen a la calle o que nos permitan seguir en nuestras casas. Queremos que alguien nos tranquilice", afirma Moral. Los empresarios encargados de dirigir el campin están barajando incluso la posibilidad de abandonar la gestión del complejo.

Si el problema no se soluciona de inmediato no descartan llevarse todos los bungalós de su propiedad de las instalaciones del campin.

La empresa concesionaria expone que el mal estado en el que se encuentra la depuradora no es competencia suya, ya que cuando se hicieron cargo del complejo ya se la encontraron así. "Es posible que si el Ayuntamiento les solicita que paguen la reparación decidan abandonar. Para los que vivimos aquí sería la peor de las soluciones ya que nos veríamos sin nada y en la calle", dice Moral.

Por su parte el Ayuntamiento no ha pensado en indemnizar ni reubicar a los usuarios en el caso de que deban abandonar las instalaciones. "Ahora son ellos (por la empresa) quienes deben decidir qué hacen con la gente que vive allí. Cuando hay una casa en ruinas que está apunto de derrumbarse y se cierra, se procede a su evacuación. En el campin hay un problema y hay que cerrarlo de momento". A lo largo de estos días el Ayuntamiento tiene previsto reunirse con responsables de área de Salud Pública de la DGA. La solución a largo plazo pasa por conectar la salida de la depuradora a través de un ramal con las tuberías de la Ciudad del Motor.

Etiquetas