Despliega el menú
Teruel

TERUEL

La Vía Perimetral, planificada hace más de 20 años, entra en servicio

Descongestionará el tráfico en el principal eje urbano y mejorará el acceso a los barrios más periféricos. Tiene cuatro carriles y una velocidad máxima de 50 kilómetros por hora.

Teruel inaugurará hoy la Vía Perimetral, una infraestructura básica para aliviar la congestión circulatoria que padece el principal eje urbano -formado por la avenida de Sagunto, las rondas y la carretera Alcañiz- y mejorar la accesibilidad a barrios periféricos como San Julián, Arrabal, Carrel, Carretera de Alcañiz y Fuenfresca. Las estimaciones iniciales apuntan a que será utilizada por 7.000 vehículos al día. La inauguración oficial será a las 11.30 y, a continuación, la calle se abrirá al tráfico. La construcción de esta vía, que ya figuraba en el actual Plan General de Ordenación Urbana, de 1985, ha supuesto una inversión de 16,5 millones de euros. Las obras, ejecutadas por la empresa Acciona, se han prolongado durante casi dos años.

El concejal de Tráfico, Julio Esteban, afirmó ayer que la nueva arteria urbana es "el vial más importante para Teruel en toda su historia". La Vía Perimetral dispone de dos carriles para cada sentido de circulación y tiene una distancia de 2,9 kilómetros, a los que hay que sumar los 600 metros de los dos enlaces intermedios, con los barrios del Arrabal y San Julián. En el lado de la calzada más próximo a la ciudad cuenta con un carril bici y una acera. El trazado discurre entre la avenida de Sagunto -en la Fuenfresca- y la Carretera de Alcañiz. Entre sus obras de fábrica más relevantes, figuran un viaducto de 240 metros y un túnel de 40.

Vigilancia de la Policía Local

Esteban adelantó que la Policía Local vigilará de forma estrecha la nueva arteria, que, "aunque tiene carácter urbano -lo que supone un límite de velocidad de 50 kilómetros por hora-, presenta unas características de anchura y recorrido que invitan a pensar en una vía interurbana". El concejal de Tráfico se mostró convencido de que la ronda perimetral mejorará las conexiones de barrios mal comunicados y "desahogará" el tráfico urbano. "Sobre todo -puntualizó- evitará las retenciones en las horas punta".

Julio Esteban añadió que, previsiblemente, tras la entrada en servicio de la Vía Perimetral, esta deberá sufrir algunos ajustes en función del efecto que tenga sobre la ciudad. Adelantó que la "Policía Local realizará un control especial" de la nueva infraestructura. El propio alcalde, Miguel Ferrer, reconoció recientemente que el grado de aceptación que tendrá entre los turolenses y, por lo tanto, su impacto en el tráfico urbano son una incógnita.

La Vía Perimetral realizará también funciones de circunvalación urbana al discurrir por fuera del casco urbano. El Ayuntamiento prevé, además, conectar el trazado con la autovía Mudéjar y la N-234 para completar su condición de variante. Fomento se comprometió a costear los dos enlaces, aunque el convenio correspondiente no se ha firmado todavía.

El nuevo vial se ha financiado por el programa europeo Urban II y el Fondo de Inversiones. El acto inaugural contará con la presencia del vicepresidente de la DGA, José Ángel Biel; el alcalde de Teruel, Miguel Ferrer; los consejeros de Presidencia y Obras Públicas, Javier Velasco y Alfonso Vicente; y el secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña.

Tropiezo inesperado

La aparición de un tramo de la conducción de agua renacentista de Teruel constituyó el principal tropiezo para las obras, que estuvieron al borde de la paralización debido a las discrepancias surgidas entre la sociedad municipal Urban Teruel S. A. -encargada de ejecutar el proyecto- y la Dirección General de Patrimonio.

Las obras se adjudicaron por 8,6 millones, pero el coste se disparó al pasar de dos a cuatro carriles, con el traslado y restauración del tramo del acueducto del siglo XVI localizado durante las obras y con la consolidación de la ladera sobre la que se asienta un depósito de agua municipal.

La entrada en servicio de la nueva circunvalación ya ha propiciado iniciativas de desarrollo urbanístico. El Ayuntamiento promueve un convenio urbanístico para desarrollar el suelo situado entre la ciudad y la Vía Perimetral, con capacidad para más de mil viviendas. También ha elaborado un proyecto para la revitalización de los barrios más próximos a la nueva calle con el propósito de que sea incluido en el programa europeo Urbana -la continuación del Urban-.

Etiquetas