Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Castellote llevará el conflicto de los aerogeneradores a Medio Ambiente

Los molinos de un parque eólico de Castellón están más cerca del Maestrazgo.

El Ayuntamiento de Castellote ha solicitado por escrito una reunión oficial con responsables del Ministerio de Medio Ambiente en la que, según el primer edil, Ramón Millán, se informará del conflicto de los aerogeneradores del parque eólico de la Sierra Manadella, entre las provincias de Teruel y Castellón. "Es un asunto en el que el Estado tiene que asumir responsabilidades, porque se produce entre dos Comunidades", aseguró.

Hace meses que estos molinos han levantado las críticas de los ayuntamientos de Castellote y Bordón, en la comarca del Maestrazgo. Han contratado los servicios del despacho de abogados alcañizanos Zapater y Joven, que ultima la recopilación de información y la redacción de documentos para presentar una demanda contra la Generalitat valenciana. "Si los abogados y los informes nos dan la razón, llegaremos hasta el final", confirmó Millán. La futura demanda se basaría en el posible paso y manipulación de una Cañada Real en la zona en la que se sitúan los aerogeneradores.

Una ingeniera de montes zaragozana está redactando el informe sobre la existencia o no de esta cañada y la destrucción o falsificación de su trazado en algunos puntos del parque eólico a conveniencia de la empresa constructora. "En ese lugar hay un paso ganadero muy antiguo. No sabría decir si es una Cañada Real o no, pero están investigándolo. De lo que sí estoy seguro es de que lo han modificado como han querido", aseguró el alcalde de Castellote. De hecho, se pueden apreciar trozos del pequeño muro que marca el límite de la vía destruidos y reconstruidos. "Los han tirado y vuelto a hacer donde les venía bien para que no pasarán por debajo de los molinos", aseguró Millán.

Desde el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca se afirma que estos caminos no son competencia del Estado, sino de las Comunidades, pero que "si hay daños, es un acto ilegal".

En la Consejería de Medio Ambiente de la DGA no se pudo obtener información sobre la existencia del paso ganadero, pese a que tiene la obligación de gestionar todas las rutas del territorio aragonés y de conocer sus categorías. La Casa de Ganaderos de Zaragoza confirmó la posible existencia de una Cañada Real en la zona. "Es cierto que existían Cañadas Reales porque se trashumaba por esas vías, pero no se puede confirmar con total seguridad que sea la de ese punto", lamentaron.

Para los vecinos de la comarca, la ubicación tampoco es la más adecuada para unos restos arqueológicos de la Edad del Bronce que existen a los pies del parque. Se trata del yacimiento del Tossal del Portell de la Rabosa, con tumbas y un posible poblado compartido por las dos Comunidades. "Nosotros informamos a Patrimonio de su emplazamiento, pero no quieren excavar", lamentó el primer edil. Los arqueólogos se encuentran trabajando en la parte valenciana, pero no en la aragonesa.

La situación está afectando a los municipios desde que hace un año se pusiera en funcionamiento el parque de Muela de Todolella. "La DGA debería implicarse mucho más. No solo sirven las palabras de apoyo, sino las acciones, y de eso no hemos visto nada. Hay que tener en cuenta que por la construcción de los molinos, Aragón ha perdido cualquier posibilidad de uso de esos montes", recordó el alcalde. La demanda se apoya endiferentes puntos, pero busca un fin único. "No planteamos la paralización y retirada de los molinos sino la compensación económica", finalizó Millán.

El alcalde dice que la administración valenciana no ha respetado la distancia mínima al límite provincial, ya que algunos molinos se encuentran a tan solo siete metros y medio de tierras aragonesas.

Etiquetas