Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Valencia pide que la A-40 en el Rincón de Ademuz incluya más puentes y reforestaciones

La Generalitat envíó el pasado lunes su informe ambiental al Ministerio de Medio Ambiente, que aún no lo ha recibido.

Viaductos para salvar ramblas, reposición de arbolado, restauración de taludes y nuevos pasos para la fauna. Estas son algunas de las medidas de protección ambiental que la Generalitat Valenciana quiere que adopte el Ministerio de Fomento a la hora de construir la A-40 en el tramo Cuenca-Teruel a su paso por el enclave valenciano del Rincón de Ademuz.

La evaluación del impacto ambiental que causará en el Rincón de Ademuz la A-40 entre Cuenca y Teruel ya está realizada por parte del Gobierno Valenciano, desde cuya Consellería de Medio Ambiente informaron ayer que el documento, con diversas propuestas de mejora por parte de la Comunidad Valenciana, salió hacia el Ministerio de Medio Ambiente en Madrid el pasado lunes.

Aunque el informe no había llegado ayer a los servicios centrales de Medio Ambiente, según indicaron desde este organismo, su envío hace prever el desbloqueo en la tramitación de la A-40 entre Teruel y Cuenca. Esta carretera arrastra un retraso de dos años respecto a la fecha fijada en el Plan de Actuación Específico. Aragón y Castilla-La Mancha, las otras dos Comunidades que atravesará esta infraestructura, ya habían enviado a Madrid su evaluación de impactos.

La Consellería de Medio Ambiente destaca que la autovía afectará al LIC (Lugar de Interés Comunitario) Arroyo Cerezo y Ríos del Rincón de Ademuz y pasará muy cerca de la ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) Hontanar-La Ferriza, por lo que plantea medidas minimizadoras del impacto. Entre ellas, figura la reposición de todos los árboles que se vean afectados por la autovía y la restauración y mantenimiento de los taludes. En el documento se subraya también que aunque los pasos de los ríos Ebrón y Turia se harán mediante viaductos, habrá que minimizar la afección sobre las riberas. Valencia demanda igualmente la construcción de puentes para salvar algunas ramblas próximas a la actual N-420 y la adecuación de sistemas que recojan las escorrentías de la futura autovía, evitando la afección al cangrejo autóctono.

Polémica

La evaluación ambiental de la A-40 en el Rincón de Ademuz ha derivado en un cruce de acusaciones entre el PP y el PSOE. Los socialistas responsabilizan a los populares del retraso en la aprobación definitiva de la Declaración de Impacto Ambiental de esta carretera, pendiente solamente del documento de la Generalitat Valenciana. Pero el PP culpó ayer al PSOE de esta demora entregando en Teruel a todos los medios de comunicación una copia de ese documento, que demostraría, según el partido de la oposición, que Valencia ha hecho sus deberes mientras que el Gobierno de Zapatero tiene paralizada injustamente la construcción de esta autovía.

Etiquetas