Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Los ferroviarios dicen que el tren parcheado tiene los mismos problemas que los antiguos

La compañía afirma que, si bien ha traído una unidad distinta, esta ha sido revisada y ofrece iguales prestaciones.

Miembros de la Plataforma en Defensa del Ferrocarril Turolense, integrada fundamentalmente por sindicatos ferroviarios, partidos políticos y ciudadanos particulares, denunciaron ayer que el tren que Renfe puso en servicio el pasado 31 de diciembre tras una revisión y puesta a punto de su motor, que tenía como objetivo acabar con las frecuentes averías que se registran en la línea, sufre los mismos problemas que antes.

Estas fuentes señalaron que, al igual que ocurría con anterioridad, las puertas siguen sin abrirse y cerrarse bien y que, aunque no peligra la seguridad de los viajeros, el sistema de producción de aire para los frenos funciona con dificultad. Añadieron que no se han registrado problemas de calentamiento del motor "porque estamos en invierno y ahora no hace calor, pero es muy probable que en verano vuelva a ocurrir lo mismo".

La plataforma explicó que el coche traído por Renfe, el TRD 594-101, no es el mismo que circulaba antes por la línea, cuya numeración era 594-010. Según los datos que posee la asociación, esta última unidad se ha quedado cubriendo la línea Madrid-Salamanca mientras que a Teruel ha llegado el tren que hacía este recorrido habitualmente. Esta organización va más allá en sus críticas y sostiene que el convoy recién llegado a Teruel no ha sido sometido a ninguna puesta a punto ni revisión, en contra de lo que se anunció.

Fuentes oficiales de Renfe admitieron que el coche que llegó a Teruel el último día del pasado año no es el que funcionaba antes por la línea Huesca-Zaragoza-Teruel-Valencia, pero restaron importancia a esta cuestión explicando que la compañía posee un parque único de maquinaria, lo que supone que los trenes no están adscritos a una zona en particular sino que pueden ser distribuidos indistintamente por el territorio español.

Desde Renfe subrayaron que el nuevo tren "es de las mismas características técnicas que el anterior, ofrece iguales prestaciones y, desde luego, ha sido sometido a una puesta a punto". Sobre la posibilidad de que la revisión no hubiese sido hecha recientemente, la compañía aseguró que "en todo caso, estaría dentro del plazo establecido".

Estas fuentes de la empresa ferroviaria no descartaron que la sustitución de la unidad 594-010 por la 594-101 respondiera a una cuestión de "fechas". Hay que recordar que el Gobierno aragonés arrancó de Renfe el compromiso de que la primera unidad TRD 594 sometida a una puesta a punto -de un total de cinco- llegaría a Teruel en diciembre de 2007. Sin embargo, a finales de ese mes aún no se sabía el día exacto. Finalmente, el tren reciclado hizo su entrada en la estación a mediodía del último día del plazo dado, es decir, el 31 de diciembre de 2007. "Ha sido un simple cambio de tren y ya está", zanjó Renfe.

Reforma exterior

Por otro lado, la compañía ferroviaria incidió en que, además de la puesta a punto de los motores, los cinco trenes van a ser reformados exteriormente dándoles una forma más aerodinámica, similar a la que tienen los Ave, como ya fue anunciado en su día. Asimismo, el interior de los vagones será mejorado para que los viajeros ganen en comodidad. Al parecer, estas actuaciones ya se están llevando a cabo, si bien el primero de los trenes revisados llegó a Teruel con el mismo aspecto exterior.

Un tren directo a Valencia

La Plataforma en Defensa del Ferrocarril Turolense mostró ayer su temor a que la posible puesta en marcha de un tren directo entre Zaragoza y Valencia con solo una parada intermedia en Teruel -un proyecto aún en estudio-, suponga la desaparición de otro servicio que cubre actualmente el trayecto Teruel-Valencia con parada en varias poblaciones.

El director de Transportes del Gobierno aragonés, Simón Casas, destacó que desde la DGA se ha solicitado ese tren directo, pero puntualizando que su entrada en servicio no se haga "a costa de otro que recoge a la población de varias localidades intermedias", como La Puebla de Valverde, Sarrión, Mora de Rubielos, Rubielos de Mora o Barracas (Castellón).

Etiquetas