Despliega el menú
Teruel

TERUEL

Los vecinos piden medidas para evitar la proliferación de pintadas

Los episodios vandálicos en fachadas de monumentos y de edificios particulares han crecido notablemente en los últimos meses en todos los barrios de la capital.

No hay ningún barrio en la capital libre de pintadas, que parecen propagarse sin control e indiscriminadamente por muros de monumentos y de edificios particulares como si de una plaga se tratara. La Federación de Vecinos San Fernando ha mostrado su inquietud por la proliferación de estos grafitos, que, según consideran, más que trazos bien ejecutados son auténticos borrones que deterioran la imagen de la ciudad.

La asociación se ha reunido recientemente con el concejal del área de limpieza del Ayuntamiento de Teruel para reclamar medidas urgentes que eviten la expansión de esta práctica que cree relacionada "con los actos vandálicos que cada fin de semana se registran en puntos muy concretos de la ciudad", señaló el portavoz de la Federación, Isidoro Esteban. Si bien los vecinos estiman "muy acertada" la próxima adquisición de una máquina hidrolimpiadora por parte de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico, que utilizará el personal del consistorio, también consideran necesaria la puesta en marcha de medidas coercitivas "para disuadir a estos vándalos de los hechos delictivos", agregaba el representante vecinal.

Entre otras medidas, los vecinos proponen reforzar la presencia policial, sobre todo los fines de semana, en los puntos más susceptibles de sufrir actos destructivos. Isidoro Esteban manifestó que en las últimas semanas, por ejemplo, se han cebado especialmente en el mobiliario de la zona del primer Ensanche, en donde aparecen de forma reiterada papeleras arrancadas o quemadas, marquesinas rotas o bancos destrozados. El barrio de San León también ha sufrido recientemente algún episodio de este tipo.

Mayor concienciación social

La Federación propone, además, que el ayuntamiento promueva campañas de sensibilización, dirigidas tanto a jóvenes como a padres, sobre la repercusión negativa que los destrozos del mobiliario y el incremento de las pintadas tienen para la ciudad. Sus representantes consideran necesario establecer, asimismo, "sanciones ejemplarizantes para disuadir sobre estas prácticas".

Isidoro Esteban cree que el consistorio tiene que actuar "inmediatamente" en la limpieza de las pintadas "porque cuanto más dejada parece la ciudad más se tiende a ensuciarla". Según afirma, la máquina hidrolimpiadora tiene que ser utilizada para dar servicio a toda la capital, aunque reconoce como prioritarios los monumentos y edificios del Centro Histórico, que, a su juicio, constituyen la primera imagen que tienen los turistas.

El concejal del área de limpieza del Ayuntamiento de Teruel, Julio Esteban, admitió la proliferación de pintadas y de actos vandálicos contra el mobiliario urbano que se están registrando en la capital. "Para nada son justificables estos intolerables comportamientos que se han instalado en la ciudad y que generalmente son producidos por personas muy jóvenes", dijo el concejal, quien anunció que hace unos días la Policía logró detener en plena actuación "a dos quinceañeros cuando estaban rompiendo una señal de tráfico, a los que se les ha abierto un expediente por la vía judicial".

Esteban señaló que en breve mantendrá una reunión con responsables de la Policía Nacional "para tratar de coordinar actuaciones", no obstante, advirtió de que la detención de los que promueven estos actos vandálicos "es complicada, porque establecen puntos de vigilancia por teléfonos móviles".

Numerosas peticiones

El edil explicó que el ayuntamiento ha recibido "numerosas peticiones de particulares para la limpieza de sus fachadas", pero subrayó que la máquina que comprará la Asociación del Centro Histórico tardará un tiempo en ponerse en funcionamiento, "porque antes tiene que formarse el personal municipal en su uso, ya que cada material de las fachadas requiere un tratamiento específico". Según agregó, la máquina no responderá de igual manera si se trata de un edificio construido con piedra o con ladrillo.

Tratamiento posterior

La hidrolimpiadora, además de borrar las pintadas, aportará un tratamiento a las superficies afectadas para facilitar una posterior limpieza en caso de que los grafitos se reproduzcan. El concejal de Limpieza, Julio Esteban, se felicitó por disponer de más medios materiales para mejorar la imagen de la ciudad pero solicitó una mayor colaboración ciudadana. "No puede haber dos bandos de vecinos -señaló-, uno que limpia y otro que ensucia". A su juicio, el medio urbano debe cuidarse al igual que el entorno natural.

Etiquetas