Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Teruel

Los médicos piden 4.000 € al año de ayuda a la vivienda como freno a la fuga de especialistas

El sindicato CESM, mayoritario en Teruel, plantea a la DGA una batería de medidas para atraer facultativos al Obispo Polanco. Más retribución en las guardias, otra de las propuestas

Traumatología -en la foto, el quirófano durante una operación- necesita dos especialistas más.Jorge Escudero

El sindicato médico CESM, mayoritario en Teruel, reclama que tanto los facultativos que llegan a la provincia para ejercer en centros públicos como aquellos que ya lo hacen actualmente perciban al año un mínimo de 4.000 euros en concepto de ayuda a la vivienda o bien para desplazamientos. La medida es una de las muchas que la formación sindical va a proponer al Gobierno aragonés para acabar con la fuga de especialistas y lograr que se ocupen las plazas que permanecen vacantes desde hace años en el hospital Obispo Polanco de la capital turolense.

Esta batería de iniciativas es compartida por el Colegio Oficial de Médicos de Teruel, cuyo presidente, Ismael Sánchez, considera que "algo habrá que hacer" para poner fin a la falta de médicos en la provincia, "un problema que va en aumento año tras año y respecto al cual todos tenemos la obligación de implicarnos y buscar soluciones".

Fuentes de CESM-Teruel señalaron que es urgente "fidelizar" a los profesionales "si se quiere salvar al hospital Obispo Polanco" y añaden que otras comunidades autónomas, entre ellas Castilla-La Mancha, Andalucía o Ceuta y Melilla, ya estudian compensar con esa aportación destinada a la vivienda a los médicos que ocupan plazas de difícil cobertura, o lo que es lo mismo, de hospitales periféricos a los que no quieren ir una gran parte de los profesionales sanitarios.

Otra de las propuestas es que se incremente el precio de la hora de guardia, habida cuenta de que la escasa dimensión de las plantillas del hospital turolense obliga, en muchos casos, a que un médico realice hasta 10 jornadas nocturnas al mes. "Hay un exceso de horas de atención continuada y esto nos lleva a la pérdida de más profesionales", señalan. Entre semana, la hora de guardia en el Obispo Polanco se paga a 19 euros –13 euros tras pagar los impuestos– y en festivos, a 21 euros –15 netos–. Según CESM-Teruel, Aragón está por debajo de la media nacional en esta retribución.

Incremento de plantillas

El sindicato reclama también que no se amorticen plazas sino que, al contrario, se incrementen las plantillas creando como puestos estructurales aquellos que, por el transcurso del tiempo, se hayan consolidado como necesarios. Al hilo de esta idea, demandan también que se garantice la continuidad en la plaza a personal que no ha aprobado la oposición pero quiere estar en ese puesto.

Calcula que en el Obispo Polanco hacen falta un mínimo de 11 médicos "con carácter urgente". Hay 12 anestesistas y se piden 3 más; trabajan 10 radiólogos y son precisos 2 más y lo mismo ocurre en Traumatología. Además, solicitan dos neurólogos –hay 3– para la atención del ‘Código ictus’ y que se amplíen las plantillas de Dermatología y Reumatología, que tienen un único especialista. Otra de las reivindicaciones es que los médicos de Teruel, incluidos los interinos, obtengan una mayor puntuación por méritos e implicación en el trabajo –carrera profesional–, lo que se traduciría en un incremento salarial.

El presidente del Colegio de Médicos, Ismael Sánchez, estima que las plazas de difícil cobertura serían más apetecibles si se aplicaran todas las medidas mencionadas anteriormente, a las que añade una mayor flexibilidad en los horarios con el objetivo de que un facultativo pueda conciliar su vida laboral con la familiar. Estima importante, asimismo, que la Administración facilite a los profesionales una formación continuada en hospitales más grandes, donde puedan reciclarse, y que elimine los contratos temporales, convirtiéndolos en indefinidos hasta para los interinos.

"Cuesta más dinero vivir en Teruel"

Para el presidente del Colegio de Médicos de Teruel, Ismael Sánchez, la reclamación de ayudas a la vivienda y de una mayor retribución por guardias está justificada porque "cuesta más dinero vivir en Teruel que en Zaragoza". Señala que el desplazamiento de los hijos a ciudades con más oferta universitaria supone un gasto añadido considerable, lo mismo que los viajes para asistir a cursos de formación o congresos profesionales.

Sánchez cree que las guardias no están bien pagadas si se tiene en cuenta el largo periodo de formación que lleva a sus espaldas un médico y la gran responsabilidad que asume en su trabajo. "Cobra más por hora un cerrajero en un día de Navidad que un médico especialista", dice.

Sostiene que en Aragón no faltan médicos, sino que están mal distribuidos. "Están todos en Zaragoza", afirma. Por ello, reclama un "estudio serio" de las necesidades y recursos a fin de lograr un reparto equitativo. Confía, no obstante, en que las vacantes de Teruel se cubran en propiedad con el concurso de oposición en marcha. "De lo contrario, tendremos un problema grave", asegura.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo