Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

ZARAGOZA

Tensiones entre los socios de la DGA por la campaña de los aragonesistas

El PAR vende, como propios, proyectos del Gobierno de Aragón, lo que ha generado gran malestar en el PSOE.

Imagen de una de las nuevas vallas del PAR.
Tensiones entre los socios de la DGA por la campaña de los aragonesistas
JOSé MIGUEL MARCO

Primero fueron Walqa, Dinópolis y Motorland y ahora el plan de mejora de la calidad de aguas, la televisión autonómica y la nieve. El PAR ha lanzado una segunda ofensiva de su campaña publicitaria para vender proyectos de la DGA como suyos. En la primera oleada las actuaciones podían vincularse más concretamente a los departamentos gestionados por los aragonesistas, pero en esta ocasión han asumido algunos más relacionados con áreas socialistas. Es el caso, por ejemplo, de la televisión autonómica que depende de Presidencia, cuya titular es Eva Almunia, la candidata socialista al Ejecutivo autonómico.

Y esto ha generado un profundo malestar en su socio de Gobierno, el PSOE. «No puede ser que nos estén menospreciando día a día», lamentaron desde las filas socialistas. «Me parecen una pasada los carteles. No se pueden apropiar de proyectos de gobierno y promocionarlos bajo las siglas de un partido. Si han salido adelante es por la colaboración también del PSOE», protestaron fuentes socialistas.

Sin embargo, desde el PAR defendieron que se trata de proyectos que el propio partido llevaba en su programa electoral y que se pretende es «explicar a la ciudadanía que los aragonesistas cumplimos y que el voto al PAR no es solo para permitir que gobierne el PSOE o el PP, sino para sacar adelante proyectos». Además, recalcaron que se trata de actuaciones que ya están acabadas y que los ciudadanos perciben.

De hecho, los carteles (un centenar distribuidos por la Comunidad) buscan incidir en tres cuestiones, según explicaron fuentes del PAR: que el partido «es un activo dentro del Gobierno de Aragón»; las acciones que se han acometido gracias a la formación, y la defensa de la autonomía. A estos tres objetivos obedecen precisamente los lemas que se incluyen en las vallas. Con «La autonomía lo hace posible» se pretende profundizar en la defensa del autogobierno, que -según el PAR- es lo que ha permitido poner en marcha proyectos que sin la gestión directa desde la Comunidad hubieran sido imposibles.

Pero también se quiere poner en valor y diferenciar la labor del PAR dentro del Ejecutivo autonómico. De ahí, el eslogan «Los logros de una gestión eficaz» situado junto al logo del partido. Y entre estos «logros» se incluyen en esta segunda ofensiva las estaciones de esquí aragonesas, «líder de turismo invernal con 1,7 millones de esquiadores»; la televisión autonómica como «nuestra forma de ser y de vernos», y el plan de mejora de la calidad del agua con «agua pura: 1.700 millones invertidos». Precisamente, en los carteles en los que se hace referencia al programa del agua se aprovecha para rechazar el trasvase.

Los socios se distancian

El Partido Aragonés también quiere «romper con el bipartidismo» que se prevé contamine las próximas elecciones. En cualquier caso, la campaña de los aragonesistas no ha hecho más que agravar más el distanciamiento entre los socios. Su relación pasa por uno de los momentos más complicados de los doce años de la coalición, aunque ninguno augura una ruptura a tres meses de las elecciones.

A este enfriamiento ha colaborado también la iniciativa del presidente del PAR y vicepresidente de la DGA, José Ángel Biel, de presentar en solitario una lista de proposiciones no de ley para desmarcarse de los socialistas (derechos históricos, de aguas y ríos de Aragón, de ordenación del territorio...).

Además, desde el PSOE señalan que Biel estaría haciendo algunos guiños y gestos hacia el PP para un posible pacto en mayo. Algunas fuentes indican, incluso, que la comunicación entre ambos socios podría ser ya prácticamente inexistente. La propia candidata socialista, Eva Almunia, ha 'atacado' en alguna ocasión a Biel retándole a gobernar con quien defiende «el adelgazamiento del Estado autonómico» en referencia al PP . No obstante, la pasada semana, en las Cortes, se pudo ver a Almunia, y Biel departiendo amistosamente en la Cámara. Quizá para acallar rumores.

Etiquetas