Aragón
Suscríbete

POLÍTICA AUTONÓMICA

Sin fecha para el debate de la comunidad

Los políticos aragoneses apuran estos días sus vacaciones. Septiembre está ya a la vuelta de la esquina y con él, el inicio de un nuevo curso que se adivina caliente. No en vano, será el último antes de las elecciones autonómicas y municipales de mayo. Y mientras las instituciones tratarán de impulsar, en medio de una fuerte crisis económica, aquellos proyectos que han permanecido hasta ahora en el limbo, los partidos engrasarán su maquinaria con la vista puesta en el 22-M.

El regreso a la actividad lo marca tradicionalmente el debate sobre el estado de la comunidad. Pero este año, y a estas alturas de mes, el principal debate parlamentario de la legislatura que acaba no tiene aún fecha de celebración. ¿Los culpables? El Mundial de MotoGP, que tendrá lugar el fin de semana del 17 al 19 de septiembre en el circuito de Motorland de Alcañiz, y que ha trastocado los planes de los socios de gobierno PSOE-PAR. Pero también la sucesión del presidente aragonés, Marcelino Iglesias, que se cerrará definitivamente el día 25 de septiembre con la proclamación oficial de la secretaria de Estado Eva Almunia como candidata.

Los aragonesistas se han mostrado contrarios a que el debate se produzca antes de Motorland y los socialistas pretenden demorarlo hasta la designación de Almunia como aspirante a la presidencia del Gobierno de Aragón. Por aquello de que el PP ya tiene lanzada a su candidata, Luisa Fernanda Rudi, y quieren estar en igualdad de condiciones de cara al combate dialéctico. Rudi ya estuvo presente en la sesión del año pasado y es de esperar que, con Almunia ya proclamada, esta asista también a las Cortes estrenando nombramiento.

Con estos condicionantes, parece que el debate se postergará a la última semana de septiembre. Pero, según explicaron ayer fuentes del Ejecutivo, todavía no está cerrado. Será quizas esta próxima semana -cuando comienzan a regresar a sus despachos la mayoría de consejeros del Ejecutivo autonómico-, cuando se tome la decisión. Lo cierto es que la tardanza ha creado ya cierto malestar en los grupos de la oposición, que no entienden que las cuitas internas de los socios condicionen la fecha.

Se celebre cuando se celebre, lo que está claro es que el debate será un punto final anticipado de la legislatura y cerrará un ciclo: el del llamado 'Marcelinato'. Iglesias subirá a la tribuna, por última vez, como presidente de Aragón para desgranar su visión sobre el estado de la comunidad. Será el momento también de ver cuántos de los cien compromisos de legislatura ha cumplido el Ejecutivo.

Etiquetas