Despliega el menú
Aragón

SEGURIDAD EN ARAGÓN

Silva aboga por una Policía comarcal

El consejero aragonés de Política Territorial Rogelio Silva, se ha mostrado partidario de tomar alguna iniciativa dirigida a la policía comarcal para tener un contacto más directo con el territorio.

El consejero del PAR Rogelio Silva, en el balcón de su despacho en la plaza de España de Zaragoza.
Silva aboga por una Policía comarcal
OLIVER DUCH

El consejero aragonés de Política Territorial, Justicia e Interior, Rogelio Silva, se ha mostrado este lunes partidario de que se pudiese tomar alguna iniciativa dirigida a la policía comarcal, porque daría una mayor tranquilidad al tener un contacto más directo con el territorio.

Sabiendo que las comarcas son entidades locales, el consejero cree que una policía de este tipo sería más efectiva y por tanto ha calificado de «situaciones surrealistas» o de falta de conocimiento por parte del Ministerio de Interior, que un policía local pueda atender un municipio pero no una comarca.

Así lo ha puesto de manifiesto Silva ante la Comisión de Política Territorial de las Cortes de Aragón, donde ha comparecido a petición de seis diputados del PP para informar sobre los objetivos, competencias, finalidad y situación de la Unidad Adscrita de la Policía Nacional.

El consejero ha explicado que en la actualidad la Unidad Adscrita se destina a la protección de autoridades y de eventos o actos en los edificios de las sedes institucionales, al estudio de planes de protección de seguridad, emisión de informes, protección de personalidades de visita a la Comunidad y control del juego, entre otras.

Silva ha ensalzado la labor de los miembros que integran esta Unidad, que son, ha dicho, «profesionales de verdad que necesitan ejercer el trabajo para el que se han preparado y con el que están ilusionados», por lo que «en la medida de que vayan teniendo más competencias y estén en la calle en situación dinámica, estarán cada vez más satisfechos».

Sin embargo, ha reconocido que el desarrollo de esta Unidad «va despacio» y se ha llegado donde se podía por lo que considera «absurdo» asumir competencias y no poder cumplir con ellas.

Agentes de la Unidad Adscrita de la Policía

En la actualidad cuenta con 137 efectivos (101 en Zaragoza, 19 en Huesca y 17 en Teruel) y quedan por cubrir, una vez que se firme el concurso de traslados, hasta doscientos, de los que once se destinarán a Huesca, catorce a Teruel y el resto a Zaragoza.

En este sentido, ha reconocido que esperaba que la segunda fase del concurso se hubiera producido antes, aunque «parece que está listo para la firma».

Con los efectivos actuales, la Comunidad estaría en condiciones de tener tres patrullas por el territorio, de hecho ha informado de que hay un expediente abierto para la adquisición de dos vehículos que permitirían desplazarse por el territorio y por los caminos.

Ante las denuncias de la diputada del PP Yolanda Vallés de falta de seguridad en el medio rural, Silva ha reconocido un repunte de la actividad delictiva, que atribuye a un incrementado de la población, a que en esta zona del territorio se propaga la información con más rapidez y a que se denuncia más, pero que desde su punto de vista «no es alarmante».

Además, ha subrayado que si se comparan las cifras de Aragón con las de otras comunidades la de esta región es una situación «bastante buena, lo que no quiere decir que haya que levantar la guardia».

A las críticas del PP de que el Ministerio del Interior «no ha estado a la altura», Silva cree que «sí lo ha estado» y más que con las otras cuatro CCAA Autónomas que tienen estas unidades porque ha sido la «única» que ha visto incrementados sus efectivos.

Yolanda Vallés ha insistido en que la implantación de la Unidad Adscrita ha sido un proceso «muy lento» que ha llevado a algunos efectivos a solicitar su reingreso en el Cuerpo Nacional y ha echado en falta convenios de colaboración en materia de equipamientos «como hay en otras comunidades autónomas».

El socialista Manuel Lana ha dicho que cree que hay que reforzar la política de colaboración con las medidas suficientes para ello, si bien, ha estimado que «no se puede generar confusión trasladando a la población extrañas conjeturas», en alusión al PP.

Según la diputada del PAR Ana de Salas, desde el Gobierno de Aragón «se ha hecho bien» porque se han pedido muchos más efectivos y más competencias pero «se ha llegado hasta donde se ha podido» y «lo más importante» es la colaboración entre todas las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Para Chesús Bernal, de CHA, desde que desapareció la Guardia Civil de determinados ámbitos «no hay psicosis, hay una verdadera sensación de insegurida» porque no se dispone de los medios necesarios para garantizar la seguridad en el medio rural.

Además, ha criticado el «paripé» de PSOE y PP en el Congreso por no aceptar modificar en la Ley orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado el término de municipal por local que hubiera permitido la creación de las policías comarcales.

Etiquetas