Aragón

ZARAGOZA

Siete heridos al escaparse una vaquilla en Pedrola que luego fue abatida a tiros

El animal saltó las vallas del recorrido del festejo y arrolló a un grupo de personas.

Siete vecinos de la localidad zaragozana de Pedrola resultaron heridos de diversa consideración al ser embestidos por una vaquilla que se escapó del recorrido del festejo taurino, a la altura de la plaza del Sol. El animal enfiló las calles del pueblo y arrolló a varias personas, que sufrieron lesiones, ninguna por asta. La mayoría fueron contusiones, aunque también hubo una fractura de brazo y otra de costillas.

 

El alcalde de la localidad, José Ángel Zaldívar, explicó ayer que el incidente se produjo sobre las 18.30 del pasado domingo, cuando la vaquilla saltó las vallas de madera que delimitaban el recorrido del espectáculo taurino y comenzó a correr suelta por el pueblo, aunque en ningún momento estuvo descontrolada.

 

"Enseguida salieron con coches y fueron a por ella incluso con los mansos, pero se fue hacia el canal y como se echó la noche encima, al final se decidió que lo mejor era sacrificarla", manifestó el primer edil.

 

La encargada de esa tarea fue la Guardia Civil, cuyos agentes abatieron al animal de varios disparos. Todo terminó alrededor de las nueve de la noche, en la zona que se conoce como 'entrecequias'. El festejo formaba parte de la celebración de las fiestas en honor a la Virgen del Pilar que los vecinos de Pedrola celebran entre el 9 y el 13 de este mes.

 

Los vecinos continuaron ayer con las celebraciones, entre ellas, una ofrenda en la ermita de la Virgen del Pilar, con una Misa Baturra cantada por el Grupo de la Asociación Aires de Pedrola.

 

Estos incidentes no son infrecuentes. Hace un año se produjo un suceso similar en Tauste. Una vaquilla se escapó del vallado del encierro y arrolló a varias personas, a las que causó heridas en su intento de huida. Un anciano necesitó varios puntos de sutura en la cabeza y otra persona sufrió la rotura del tabique nasal. Mientras, varios vecinos más resultaron contusionados por los golpes y los pisotones del anima.

 

No obstante, los percances taurinos más graves ocurridos este año en Aragón se produjeron en abril, en Pinseque, y en junio, en Morés. En el primero resultó muerto un niño de 10 años al ser embestido por una vaquilla. En el segundo, un hombre murió al caerse de lo alto del vallado.

Etiquetas