Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

TRÁFICO/ARAGÓN

Siete heridos en un accidente que causó un conductor ebrio

Siete personas resultaron heridas, tres de gravedad, en un accidente de tráfico ocurrido ayer en el kilómetro 188 de la carretera N-240, en el término municipal de Angüés (Huesca), al colisionar un turismo francés con otro español, cuyo conductor, que resultó herido leve, fue detenido tras dar positivo en la prueba de alcoholemia.

Según informaron fuentes de la Guardia Civil, el accidente, que originó retenciones de varios kilómetros, se produjo poco antes de las 8.00 en un tramo curvo próximo a la localidad de Angüés, considerado como uno de los "puntos negros" de mayor riesgo de la red viaria de la comunidad aragonesa.

Al parecer, el turismo que conducía el joven causante del siniestro, Jaume G. M., de 19 años, invadió de forma repentina el carril contrario y colisionó frontolateralmente con un turismo Peugeot, matrícula 2188 RF65, que se desplazaba en dirección a Huesca, y cuyos tres ocupantes, de nacionalidad francesa, sufrieron heridas. El conductor de este vehículo, Mathieu A. D., de 27 años, resultó herido grave así como una de las acompañantes, Paule D. S., de 31. Otra joven que viajaba en el turismo, Cindy Sonia S. L., de 22 años, resultó leve.

En el vehículo del joven que dio positivo en alcoholemia, un Hyundai con matrícula 6625 CPR, viajaban otras cuatro personas: Begoña R. P., que sufrió lesiones graves; Guillermo R. P., de 18 años, Ana María C. T. y Larisa B. A., ambas de 19 años, que resultaron lesionados de carácter leve.

Los dos ciudadanos franceses heridos graves fueron evacuados en helicópteros del 112 del servicio de emergencias del Gobierno aragonés y de la Guardia Civil con base en Huesca al Hospital Miguel Servet de Zaragoza. El resto de heridos fueron trasladados al Hospital San Jorge, de la capital oscense. Mientras, el conductor del Hyundai fue detenido por un presunto delito de conducción imprudente bajo los efectos del alcohol tras dar positivo en la prueba de alcoholemia.

Según informaron fuentes del Centro de Gestión de Tráfico, la carretera permaneció cortada en ambos sentidos durante más de una hora y media, mientras los servicios de emergencia rescataban a los heridos.

Posteriormente, los agentes de la Guardia Civil de Tráfico dieron paso alternativo a los vehículos y restablecieron dos horas después la circulación en el tramo donde se produjo el siniestro, que originó retenciones en ambos sentidos de hasta tres kilómetros.

Este es el accidente más grave ocurrido ayer en las carreteras de Aragón, en un día en el que se produjeron muchos desplazamientos tanto de larga distancia como en carreteras secundarias, con motivo de las fiestas patronales de numerosos pueblos. Por eso, la Guardia Civil ha reforzado los controles de alcoholemia y velocidad.

Etiquetas