Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Memoria Histórica

Serrat cumplirá la ley de la Memoria con el ánimo de cicatrizar heridas

La consejera de Educación y Cultura, Dolores Serrat, ha asegurado que cumplirá las obligaciones que impone la ley contando con los presupuestos.

Dolores Serrat
Dolores Serrat
JOSÉ MIGUEL MARCO

La consejera de Educación y Cultura, Dolores Serrat, ha asegurado que cumplirá las obligaciones que impone la ley de la Memoria Histórica con el ánimo de que las heridas de la represión franquista durante y tras la Guerra Civil en España cicatricen y no se reabran.

La consejera ha dicho, en el pleno de las Cortes de Aragón, que el gobierno cumplirá con su obligación y lo hará contando con los presupuestos de su departamento, ante las dudas mostradas por la diputada de IU Patricia Luquín.

La parlamentaria le ha preguntado a la consejera en el pleno por las medidas que va a poner en marcha la consejería para cumplir adecuadamente la ley en lo referente a la localización, exhumación e identificación de las fosas o enterramientos de las víctimas del franquismo.

Cumplirá lo que establece la norma

Y Serrat le ha asegurado que cumplirá con lo que establece la norma: ofrecer información a particulares y entidades; cumplir los protocolos de actuación en materia de fosas; velar por la cadena de custodia de los restos hasta su inhumación; actualizar el mapa de fosas; y asistir a los interesados en la búsqueda de información.

También incluir los bienes relacionados con la Guerra Civil en los catálogos patrimoniales de la comunidad y elevar las fosas a la categoría de yacimientos arqueológicos.

De hecho, ha especificado que se sigue trabajando, por ejemplo, en las fosas del cementerio viejo de Bureta y del cementerio de Illueca, ambas localidades zaragozanas.

"No hemos dejado de hacer lo que teníamos que hacer", ha enfatizado Serrat, quien no obstante ha dicho que hasta ahora gran parte de la inversión afectada a la Ley de Memoria Histórica se había estado destinando a "cosas que nada tenían que ver con la dignificación de las fosas".

Luquín ha dicho que le alegra que el gobierno muestre interés por las familias de quienes fueron asesinados, porque tienen derecho a localizar y llorar con dignidad a sus seres queridos.

La aplicación de la Memoria Histórica, ha agregado, es un hecho "de dignidad y justicia" y ha negado que su intención sea reabrir cicatrices, que por otro lado "no se han cerrado", sino de conocer el pasado para afrontar el futuro. EFE

Etiquetas