Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PRECAUCIÓN ESPECIAL CON EL JABALÍ

Salud Pública recomienda analizar la carne cazada antes de consumirla

Ofrece una serie de recomendaciones para la manipulación de estos alimentos al abrirse oficialmente hoy el periodo de caza.

Tomar la carne de caza muy hecha y no consumir la de jabalí que no haya sido previamente analizada. Al abrirse hoy la campaña de caza, la dirección general de Salud Pública ha hecho públicas una serie de recomendaciones para la manipulación y consumo de estos alimentos.

El Gobierno de Aragón recomienda especialmente no consumir la carne de jabalí que no haya sido previamente analizada por un veterinario, oficial o colaborador autorizado, ante el riesgo de contraer triquinosis.

Según informó ayer Salud Pública a través de un comunicado, la carne de jabalí es la fuente de contagio más común de triquina, cuya incidencia en Aragón puede estimarse entre 2 y 3 animales parasitados por cada 1.000 jabalíes inspeccionados. En la pasada campaña se efectuaron los análisis triquinoscópicos a 4.547 jabalíes, de los que diez estaban infectados.

La triquinosis es una enfermedad producida por un parásito (Trichinella spiralis) cuyas larvas se pueden enquistar en la carne de distintos animales, entre ellos el cerdo y el jabalí.

Si la carne se consume poco hecha o elaborada como embutido, los jugos gástricos disuelven la cápsula del quiste y la triquina se desarrolla en el ser humano. Este parásito resiste los procesos de desecación, embutido y salazón de la carne.

La importancia de esta enfermedad, cuyos síntomas iniciales incluyen vómitos, diarreas, sudoración y escalofríos, fiebre, dolores de cabeza y musculares, dependerá del grado de parasitación y puede ser motivo de graves trastornos.

Salud Pública también advierte de que el transporte de las piezas debe efectuarse en condiciones de limpieza, y conservarse posteriormente en el frigorífico; la carne debe consumirse muy cocida o muy asada y no deben proporcionarse las vísceras de los animales muertos a ningún otro animal.

Consultar cualquier duda

La dirección general de Salud Pública recomienda, asimismo, que ante cualquier duda sobre el estado sanitario de los animales abatidos debe desecharse su consumo o consultar al veterinario.

El Gobierno de Aragón recuerda, además, que tanto los cazadores como los consumidores en general pueden consultar con los profesionales que trabajan en las zonas veterinarias las dudas que pueda suscitarles el consumo de la carne de caza. También pueden obtener información sobre este tipo de cuestiones en el apartado de zoonosis, que hay en la página web www.saludpublicaaragon.es.

Etiquetas