Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

PENDIENTE DEL ESTUDIO DE VIABILIDAD

Sale a exposición pública el proyecto del estadio

El vicealcalde de Zaragoza, Fernando Gimeno, ha explicado que todavía se desconoce el plan de financiación del campo, ya que una parte tiene que proceder de empresas privadas, por lo que, en función de la situación del mercado, será viable o no.

El Gobierno de Zaragoza ha aprobado sacar a exposición pública por espacio de 15 días el proyecto del nuevo campo de fútbol de Miraflores, diseñado por el gabinete de Joaquín Sicilia y cuya construcción definitiva depende del resultado del estudio de viabilidad.

Un estudio cuya elaboración está "muy avanzada" pero del que se desconoce cuándo estará concluido, según ha reconocido el vicealcalde de Zaragoza, Fernando Gimeno, tras la reunión del Gobierno de la ciudad.

Gimeno ha explicado que todavía se desconoce el plan de financiación del campo, que "lo marcará" el estudio de viabilidad, ya que al pagarse extrapresupuestariamente, una parte tiene que proceder de empresas privadas, por lo que en función de la situación del mercado será viable o no.

Posibles alegaciones

Mientras, el proyecto del nuevo estadio del barrio de San José, con capacidad de hasta 50.000 espectadores, estará quince días en exposición pública por si se presentaran alegaciones, que estudiará un equipo redactor con la coordinación de los técnicos municipales para integrarlas al proyecto o desestimarlas.

La nueva infraestructura se ha concebido con el modelo de "olla a presión", de forma elíptica y asimétrica y cumple con las directrices de la UEFA y de la FIFA, de manera que podrá utilizarse para acoger eventos deportivos de primer nivel, informan fuentes del Ayuntamiento de Zaragoza en una nota de prensa.

El proyecto también tiene en cuenta la misión de "icono" y de centro de atracción para el espacio en el que se instala.

El nuevo campo se ha concebido con criterios de calidad, de comodidad y seguridad, y pensando en los usuarios de las instalaciones.

Destaca además la intención de dar utilidad al edificio en jornadas en las que no haya programación deportiva.

El graderío del nuevo campo dispondrá de asientos individuales para 43.000 espectadores, todos ellos bajo cubierta, aunque estará preparado para acoger hasta los 50.000 asistentes mediante la instalación de un graderío posterior desmontable.

La zona del terreno de juego dispondrá del área de césped natural y de bandas y fondos complementarios para el calentamiento de los jugadores, que cumplirán las distancias requeridas de separación del público, tanto en el contorno como en la zona de acceso de jugadores.

La zona de vestuarios estará compuesta por cuatro amplios espacios, perfectamente dotados, para dar servicio a otros tantos equipos en competición, y cada uno dispondrá de sala de masaje, hidroterapia, sala de espera y zona para entrenadores.

En relación con estas áreas habrá pequeños gimnasios y zonas de calentamiento y también se ha previsto una zona de árbitros, delegados, control antidopaje, asistencia médica y voluntarios.

El nuevo campo estará provisto de un núcleo para zona vip en un espacio central en el sector oeste del estadio, junto a la tribuna de honor y conectado a los pasillos de acceso a los palcos corporativos y desde el que se podrá acceder a las áreas de dirección y administración.

Las oficinas, los despachos y las salas necesarias para la dirección y la gestión del estadio se situarán en el ala oeste y también se han previsto los espacios necesarios para el trabajo de los medios de comunicación.

En la planta sótano se instalarán las instalaciones técnicas necesarias para el mantenimiento del campo, almacenes, garajes y taller para maquinaria.

Tendrá aparcamientos para las ambulancias con entradas y salidas rápidas, además de dos puntos de primeros auxilios en los deambulatorios que llevan a las gradas, un esquema similar al que tendrá la seguridad policial.

El campo se complementará con la ubicación de diferentes instalaciones con funcionamiento diario, ubicadas en un edificio anexo en el noroeste del estadio como galería comercial, gimnasio, sala fitness y wellness, el museo del club de fútbol y una tienda corporativa; áreas polivalentes para congresos, presentaciones; restaurante y guardería.

La construcción de las instalaciones deportivas contemplará también la utilización de criterios bioclimáticos para conseguir tanto un ahorro de energía como el uso racional de la misma dentro del edificio.

Etiquetas